Público
Público

Irán liberará bajo fianza a la estadounidense detenida

Fue detenida hace más de un año junto con dos compañeros acusados de espionaje. Ellos alegan que sólo practicaban senderismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Irán ha anunciado de nuevo la inminente liberación, inicialmente prevista para este sábado y luego cancelada, de la estadounidense Sarah Shourd, que deberá abonar una fianza, informó la agencia estatal Irna.

La norteamericana, una de los tres detenidos desde hace más de un año acusados de espionaje tras entrar ilegalmente en el país, deberá hacer frente a una fianza según el fiscal general, Abbas Jafari-Dolatabadi, y cuya cuantía algunos medios elevan hasta el medio millón de dólares.

Aunque las autoridades habían anunciado su liberación para este sábado, el aplazamiento fue atribuido a cuestiones legales no concretadas por ningún portavoz oficial.

El director general de la oficina de la prensa nacional del Ministerio iraní de Guía y Orientación Islámica, Ehsan Ghazizadeh Hashemi, había notificado el viernes que la liberación tendría lugar el sábado en el hotel 'Esteghlal' de la capital y atribuyó su puesta en libertad a las celebraciones del final del ramadán.

Shourd, de 31 años, fue detenida junto a sus compañeros Shane Bauer y Josh Fattal, ambos de 27 años, el 31 de julio de 2009 cuando, según ellos, hacían senderismo en el Kurdistán iraquí y entraron por error en territorio iraní.

Las madres de los tres detenidos protestaron el pasado 30 de julio en la sede de la Misión de Teherán ante la ONU para exigir la liberación de sus hijos tras cumplir un año en una cárcel iraní.

Aseguraron que no han tenido ningún contacto con sus hijos después de la visita que el Gobierno iraní les permitió realizar a Teherán el pasado mayo, cuando pudieron reunirse con ellos por primera vez desde su detención.

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el general James Jones, puso recientemente la liberación de los excursionistas como una de las condiciones para que se pueda celebrar una reunión entre el presidente de EEUU, Barack Obama, y su homólogo iraní, Mahmud Ahmadineyad.