Público
Público

Irán suspende la lapidación a una mujer condenada por adulterio

Sakineh Mohammadi Ashtiani, de 43 años, fue condenada en 2006 por mantener una relación con dos hombres durante su matrimonio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades iraníes han suspendido, por el momento, la ejecución de una mujer que fue sentenciada a ser lapidada hasta la muerte por adulterio, según informa la cadena británica BBC

Según esta fuente, aún no está claro si se ha levantado la sentencia de muerte que pesa sobre Sakineh Mohammadi Ashtiani, en prisión desde el año 2006. La mujer, de 43 años de edad, ya había sido castigada por una corte de Azerbaiyán a ser flagelada por 'relación ilícita' fuera del matrimonio cuando otro tribunal la juzgó por adulterio. Fue en mayo de 2006 y fue castigada con 99 latigazos.

Ya fue castigada en Azerbaiyán a ser flagelada por 'relación ilícita'

Sin embargo, en septiembre de ese mismo año, durante el juicio a un hombre acusado de asesinar al marido de Ashtiani, otro tribunal, esta vez iraní, reabrió su causa por adulterio, por la que se la acusaba de haber mantenido una relación con dos hombres mientras estaba casada y fue declarada culpable. 

Desde que se conoció su caso, se ha producido una campaña internacional para evitar su lapidación. El secretario de Exteriores del Reino Unido, William Hague aseguró que la lapidación es 'un castigo medieval' y que su uso continuado muestra el desprecio de Irán por los derechos humanos. 'Si el castigo se lleva a cabo, disgustaría y horrorizaría a la opinión mundial', dijo en rueda de prensa en Londres este jueves.

Famosos de todo el mundo se han unido en una campaña para pedir su liberación

Según la estricta interpretación de la ley islámica en Irán, el sexo antes del matrimonio se castiga con 100 latigazos, pero la ofensa al matrimonio supone la lapidación. Las piedras han de ser lo suficientemente grandes para causar daño, pero no tanto como para matar directamente.  

El dramaturgo David Hare, los actores Robert Redford, Emma Thompson y Juliette Binoche y la diseñadora Katherine Hamnett se han sumado a una campaña internacional a favor de su liberación.

El hijo de Ashtiani, Sajad Ghadarzade, de 22 años, ha enviado una carta a las organizaciones de derechos humanos en la que negaba las acusaciones de adulterio contra su madre y se quejaba de que las máximas autoridades del país hubiesen rechazado sus peticiones de clemencia. En la carta, de la que informó el jueves The Times, Ghardazade denunciaba 'la falta de justicia en este país'.

También el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, John Kerry, calificó la lapidación de 'castigo bárbaro y horrible' y exigió a Teherán su abolición. Para hoy viernes y mañana sábado se habían anunciado protestas frente a las embajadas de Irán en Londres y otras capitales occidentales.