Público
Público

Irlanda y Alemania piden cuentas a la Iglesia por los abusos

Angela Merkel es la primera jefe de Estado que exige una investigación sobre los casos de pederastia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los casos de abusos a niños por parte de miembros de la Iglesia se han ido multiplicando en las últimas semanas por toda Europa. El Vaticano ha ido intentando controlar las voces que clamaban justicia haciendo tímidos comunicados de condena. Sólo en el caso de Irlanda Ratzinger se atrevió a pedir expulsiones.

Pero ahora dos países han pedido la apertura de una investigación que aclare el comportamiento de los sacerdotes católicos. El Papa publicará una pastoral mañana sobre el asunto dirigida a los católicos irlandeses.

Irlanda y Alemania han pedido al Vaticano que se enfrente a una comisión que esclarezca quién tiene la responsabilidad en los últimos casos de abusos a niños. La canciller Angela Merkel se ha convertido en el primer jefe de Estado que hace una solicitud de este tipo a Roma.

Merkel fue contundente. Hablando desde el Parlamento, describió el abuso sexual contra menores como un 'crimen despreciable'. Para ella, 'la única manera de que la sociedad avance es buscando la verdad y descubrir todo lo que ha ocurrido'. Con cientos de denuncias en toda Europa, Merkel recordó que 'el daño sufrido por las víctimas nunca podrá ser reparado'.

En Irlanda, el arzobispo de Dublín advirtió que una investigación sobre las denuncias es la única solución para restaurar la confianza de los fieles.

Sus palabras llegan un día antes de la esperada pastoral del Papa Benedicto XVI sobre el asunto. Ayer, el primado de Irlanda, el máximo representante de Roma en el país, pidió perdón por los casos de abusos, pero no dimitió.

En Irlanda, donde se localizan la mayor parte de las denuncias, Séan Brady se negó a renunciar a su cargo pese a haber ocultado varios casos. 'Esta semana, un episodio doloroso de mi pasado se me ha presentado. He escuchado la reacción de la gente sobre mi labor en eventos de hace 35 años', afirmó el cardenal.

'Quiero decirle a cualquiera que haya resultado herido por mi fracaso que pido disculpas con todo mi corazón. También pido perdón a todos los que sienten que les he defraudado', añade en el documento. Brady presenció una reunión con dos niños a los que se les exigió firmar un pacto de silencio.

Ratzinger, que se dirigirá en la carta a los fieles irlandeses, dijo ayer que se sentía 'muy preocupado por los casos de abusos que se han descubierto en Irlanda'. En la pastoral, el Papa pedirá a todos los católicos que lean por sí mismos su carta 'con el corazón y el espíritu abiertos a la fe'.

El paso de Merkel podría tener seguidores, después de que en los últimos días hayan surgido nuevos casos en España, Holanda, Brasil, Suiza y Austria.

En éste último país, alguno de los escándalos involucraba directamente al propio hermano del Papa.