Público
Público

'Isaac' entra en Nueva Orleans en el séptimo aniversario del 'Katrina'

Cerca de 228.000 hogares y negocios se han quedado sin electricidad en el sureste de Luisiana y los fuertes vientos están derribando algunas de las barricadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tormenta tropical 'Isaac', que se convirtió ayer en huracán de categoría uno, se encuentra a 120 kilómetros al sur-sureste de Nueva Orleans. El centro de 'Isaac' ha llegado hoy a la costa norte del Golfo de Mézico, donde está provocando intensas lluvias y un peligroso oleaje, con olas que han superado los cuatro metros.

Así lo advirtió hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos en su boletín de las 03:00 GMT, en el que detalló que 'Isaac' está también a 120 kilómetros al sureste de Houma (Luisiana) (29 grados de latitud norte y 89,7 grados de longitud oeste).

Sus vientos máximos sostenidos siguen siendo de 130 kilómetros por hora y se desplaza hacia el noroeste (310 grados) a 13 kilómetros por hora, con lo que, si se mantiene esta dirección, su centro esquivará Nueva Orleans y la pasará por el oeste.

Se mantiene en alerta por huracán desde el este de Morgan City (Luisiana), incluida esa ciudad, hasta la frontera entre Misisipi y Alabama, lo que incluye el área metropolitana de Nueva Orleans y los lagos Pontchartrain y Maurepas. Alrededor de 228.000 hogares y negocios permanecían sin electricidad en el sureste de Luisiana y los fuertes vientos están derribando algunas de las barricadas, informó la cadena CNN. También están bajo alerta otras áreas de la costa del Golfo de México, incluida toda la franja hasta Destin (Florida) y el extremo oeste de la costa de Texas.

Se espera que el centro de 'Isaac' avance algo más lento y gire ligeramente hacia el noroeste durante uno o dos días. Así durante esta noche continuará por la costa sureste de Luisiana y de adentrará luego hacia el interior de ese estado. Una vez que se adentre en el continente irá perdiendo intensidad, según el CNH, algo que ocurrirá ya el miércoles, cuando se cumplen siete años del azote del huracán 'Katrina' sobre esta misma área.

La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias de Estados Unidos (FEMA) ha urgido a los residentes de la costa del Golfo de México a que sigan las instrucciones de las autoridades locales para hacer frente a 'Isaac'. 'A medida que la tormenta comience a afectar zonas de los estados del Golfo, es de vital importancia que los residentes a lo largo de la costa del Golfo y las áreas del interior sigan la dirección de los Gobiernos estatales y locales', dijo el Administrador del FEMA, Craig Fugate.

Previamente, el presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió ayer de la 'peligrosa' tormenta tropical 'Isaac', tal y como se la consideraba hasta ayer, que mantiene en máxima alerta las costas de Luisiana, Misisipi y Alabama, por lo que instó a los residentes a 'seguir las instrucciones'.

'Quiero exhortar a todos los residentes a seguir las instrucciones de los funcionarios, evacuando si es necesario. Estamos tratando con una gran y peligrosa tormenta, no es momento de tentar el destino', indicó Obama en una breve declaración desde la Casa Blanca. Asimismo, el presidente estadounidense aseguró que 'todo el mundo debe estar listo' y subrayó que 'el mayor trabajo está por delante'.

En Misisipi, la llegada de 'Isaac' les retrotrae a la del huracán de categoría 5 'Katrina', hace siete años, que causó la muerte de 200 personas y fue el más costoso y letal de la historia de los EEUU. El gobernador Phil Bryant dijo ayer en una conferencia de prensa que es imperativo 'tomarse en serio esta tormenta y prepararse ya' ante una posible orden de evacuación o la necesidad de permanecer durante días sin electricidad.

'Hemos reforzado muchas estructuras en la costa del golfo en los últimos siete años, y se han levantado muchas edificaciones nuevas. Nos hemos estado preparando para el azote de una tormenta así los últimos siete años', afirmó Bryant, quien pretende agilizar al máximo las evacuaciones voluntarias. 'Lo mejor que se puede hacer con una tormenta como esta es quitarte de su camino', concluyó, al recomendar que todo el que quiera, se aleje de la costa.