Publicado: 03.01.2016 17:31 |Actualizado: 10.10.2016 15:41

Estado Islámico difunde un video con el asesinato de cinco personas a las que acusa de espiar para Londres

Un yihadista, que habla en un perfecto inglés con acento británico, asegura que es un "mensaje para Cameron, al que describe como un "imbécil" y "esclavo de la Casa Blanca".

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:

LONDRES.- El grupo terrorista Estado Islámico ha publicado este domingo un nuevo vídeo en el que muestra el asesinato a tiros de cinco ciudadanos sirios que supuestamente espiaban para el Reino Unido, y en el que uno de los yihadistas amenaza e insulta al primer ministro británico, David Cameron.

Las imágenes, difundidas por la rama propagandística del grupo, muestran a cinco hombres que confiesan haber espiado a la organización terrorista en Raqqa, el bastión en Siria de Estado Islámico.



En la grabación, de más de diez minutos de duración y cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, un hombre con la cara tapada salvo los ojos acusa a los ciudadanos sirios de espiar para el primer ministro británico, David Cameron, a quien llama "esclavo de la Casa Blanca".

El supuesto yihadista, que habla en un perfecto inglés con acento británico,  asegura que el vídeo es un "mensaje" para el primer ministro británico David Cameron, al que describe como un "imbécil" y un "esclavo de la Casa Blanca". El encapuchado que dirige el mensaje a Cameron advierte a quienes luchan con el Reino Unido que el Gobierno británico les abandonará "como ha hecho con estos espías y otros antes que ellos".

Este supuesto yihadista añade: "Nuestro país, el Estado Islámico, está aquí para quedarse", y continuará "haciendo la yihad, rompiendo fronteras, y un día invadiendo vuestra tierra", donde impondrá la "sharia" (ley islámica).

El enmascarado está rodeado de otros cuatro terroristas, y todos ellos disparan a las cinco víctimas, todas ellas arrodilladas y ataviadas con monos naranjas, como es habitual en los vídeos del EI. 

El ministerio británico de Exteriores declaró que "examina el contenido" del vídeo difundido hoy por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) donde se muestra la ejecución de cinco hombres acusados de espiar para el Reino Unido. "Tenemos constancia del vídeo y estamos examinando su contenido", afirmó escuetamente un portavoz del Foreign Office.

El Reino Unido inició el pasado mes de diciembre bombardeos aéreos contra el EI en Siria, como parte de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, tras obtener autorización parlamentaria. Hasta entonces, este país solo participaba en los ataques desde el aire en Irak.

Siguen los bombardeos de los aliados

De otro lado, la coalición internacional liderada por Estados Unidos ha bombardeado este sábado un total de 26 objetivos del grupo yihadista Estado Islámico en Irak y Siria, según un comunicado divulgado por la coalición este domingo.

En Siria, los bombardeos han alcanzado una unidad táctica del grupo terrorista cerca de la ciudad de Manjib, en un ataque que también ha destruido cuatro edificios y un vehículo de Estado Islámico. Otras ciudades cerca de las que se han producido los bombardeos han sido Deir al Zor, Ayn Isa y Washiyá.

Por su parte, en Irak, los ataques se han concentrado cerca de las ciudades de Faluya, Kirkuk, Mosul, Qayara, Sinyar, Sultán Abadalá y Tal Afar, aunque ha sido en Ramadi donde se ha contabilizado el mayor número de impactos y objetivos destruidos.

En los siete ataques llevados a cabo cerca de la ciudad se han destruido tres edificios de Estado Islámico, dos posiciones de artillería, una unidad táctica, dos vehículos del grupo terrorista, tres vehículos tácticos, una posición de combate controlada por los milicianos así como dos de sus zonas de reunión.

La operación se enmarca dentro de los esfuerzos del bloque que encabeza Estados Unidos para "eliminar" la "amenaza" que representa Estado Islámico para la región y para toda la comunidad internacional. La coalición destaca que los bombardeos "limitan la capacidad" del grupo para preparar y perpetrar acciones terroristas.