Publicado: 27.10.2015 13:15 |Actualizado: 27.10.2015 13:15

El Estado Islámico asesina a tres personas atándolas a varias columnas de Palmira y dinamitándolas

Las víctimas habían sido detenidas hace unos días por el grupo radical, que ocupó la milenaria ciudad siria el pasado 20 de mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El antiguo Arco del Triunfo de Palmira, destruido por ISIS el pasado septiembre. REUTERS

El antiguo Arco del Triunfo de Palmira, destruido por ISIS el pasado septiembre. REUTERS

EL CAIRO.- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asesinó este lunes a tres personas atándolas a varias columnas de la histórica ciudad de Palmira, que posteriormente dinamitó, aseguró la ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos. Según el Observatorio, que cita a vecinos de la localidad, las víctimas habían sido detenidas por el grupo radical, que ocupó la ciudad de Palmira el pasado 20 de mayo.

La ONG, que aseguró desconocer la identidad de los fallecidos o el número de columnas destruidas, indicó que era la primera vez que el grupo yihadista emplea un método de estas características para asesinar a sus prisioneros.

Pero los yihadistas han matado por el menor de los delitos utilizando formas brutales. En otra ejecución reciente, ISIS atropelló a un miembro de las fuerzas armadas de Siria con el tanque "porque él pasó por encima". Algunos condenados a muerte se han visto obligados a cavar sus tumbas con sus propias manos antes de ser ejecutados. También utilizó el teatro de Palmira como escenario para una ejecución colectiva. Y decapitó al jefe de los arqueólogos de la ciudad, y colgó luego su cadáver de una de sus columnas.

A principios del pasado mes de octubre el Estado Islámico, que se ha apoderado de grandes franjas en Iraq y Siria en un esfuerzo para crear un califato basado en la ley islámica, destruyó el Arco del Triunfo de Palmira, de 2.000 años de antigüedad y que marcaba la entrada de una larga vía columnada. Además de este y otros arcos de la ciudad, el grupo ha dinamitado en distintas fases, importantes templos y edificios de la histórica ciudad, incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Esta población fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria. Antes del inicio de la contienda, en marzo de 2011, sus ruinas eran una de las principales atracciones turísticas de país y de la región.