Publicado: 16.08.2014 12:04 |Actualizado: 16.08.2014 12:04

El Estado Islámico continúa su masacre y asesina a 80 yazidíes en Mosul

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los yihadistas del Estado Islámico (EI) han asesinado a 80 hombres yazidíes junto a la ciudad de Sinyar, en el norte de Irak, después de que estos rechazasen convertirse al islam, informaron hoy a Efe testigos.

Los asesinos condujeron a los 80 yazidíes a la casa del jeque tribal Ahmed Yasua, en la aldea de Kuyua junto a Sinyar, a 90 kilómetros de Mosul, y, cuando estos se negaron a abrazar el islam como les exigían los radicales, los ejecutaron, explicó a Efe el testigo y periodista local Kafah Mahmud al Sinyari.

Se trata de la segunda vez que los combatientes del EI asesinan de forma masiva a yazidíes por rechazar abjurar de su fe, después de la matanza de un grupo de 77 personas, entre ellas 33 mujeres y un niño, hace una semana.

La fuente explicó que los yihadistas insultaron y vejaron a las mujeres e hijos de los ejecutados, y después trasladaron a las familias (alrededor de 500 personas) a otro lugar a las afueras de Sinyar.

Además, ejecutaron a ocho combatientes de las brigadas kurdas que luchan en Siria contra el régimen de Bashar al Asad y que fueron secuestrados hace tres días en la provincia de Alepo (norte).

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), siguen en manos del EI varias decenas de prisioneros, capturados tras hacerse con el control de la población de Ajtarin, en el noreste de Alepo, donde combatieron contra brigadas islamistas y kurdas.

De etnia kurda, los orígenes de la minoría religiosa preislámica de los yazidíes, que aúna elementos de las creencias monoteístas, se remontan a varios siglos atrás.

Se calcula que unos 500.000 yazidíes viven en Irak, la mayoría en la provincia septentrional de Nínive, mientras que la diáspora se concentra principalmente en Alemania (50.000).

Por otro lado, bombardeos aéreos de la aviación estadounidense y ataques de las tropas kurdas esta madrugada en varias posiciones del EI en el monte Ain al Safra y el pueblo de Nauran, y otros lugares cercanos a la presa de Mosul, dejaron al menos 23 combatientes del Estado Islámico muertos, informó a Efe el general kurdo Abdelrahman Kurini. Los bombardeos se produjeron durante más de dos horas.

El pasado 8 de agosto, las autoridades confirmaron que la presa de Mosul, la más importante del país, cayó en manos yihadistas tras la retirada de las tropas kurdas ("peshmergas") que trataban de defenderla.

Desde primera hora de este sábado, aviones de guerra de EEUU ayudan a los "peshmergas", que luchan sobre el terreno, para recuperar la presa, en manos de los insurgentes desde el pasado 8 de agosto, y continuarán "dando constantes golpes" al EI, dijo Kurini.

Además, aseguró que hay informaciones de los servicios de inteligencia que confirman que un gran número de yihadistas huyeron hacia la localidad de Talafar, 70 kilómetros al oeste de Mosul, debido a los bombardeos de EEUU a posiciones del EI en la zona.