Publicado: 21.08.2014 11:23 |Actualizado: 21.08.2014 11:23

El Estado Islámico pidió a Estados Unidos 100 millones de euros por la vida de Foley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Estado Islámico exigió a Estados Unidos un rescate de 100 millones de euros por la liberación James Foley, el periodista norteamericano que aparecía este miércoles decapitado en un vídeo difundido por los yihadistas. Pero el gobierno norteamericano se negó a pagar lo exigido, según recoge el New York Times, que asegura que esta información proviene de fuentes de su familia.

Además, hace una semana los yihadistas enviaron un mail a la familia de Foley en el que les avisaban de que iba a ser asesinado, según ha asegurado a la prensa Philip Balboni, presidente ejecutivo de GlobalPost, el medio digital para el que trabajaba Foley en Siria cuando fue secuestrado en noviembre de 2012. Según ha indicado, los captores de Foley pidieron a la familia del periodista y al GlobalPost un rescate de 100 millones de euros. El mensaje fue trasladado a las autoridades pertinentes.

La petición de rescate llegó en noviembre de 2013, acompañada por una prueba de vida, y a partir de entonces hubo "muy pocos" mensajes de los captores que, según Balboni, "no eran muy locuaces" simplemente formulaban sus "demandas". Finalmente, y tras un silencio, el pasado miércoles la familia recibió un nuevo mensaje. "El mensaje era corrosivo y estaba cargado de rabia contra Estados Unidos. Era terriblemente serio", ha explicado Balboni, precisando que en él se amenazaba con ejecutar a Foley.

James Foley fue secuestrado el pasado 22 de noviembre de 2013 en Siria cuando atravesaba la provincia de Idlib camino de Turquía. Tras cerca de dos años sin noticias de él, este miércoles se difundió un vídeo en el que un yihadista culpaba al Gobierno de Barack Obama de su ejecución por haber mandado bombardear los enclaves que controla el Estado Islámico en Irak. Sin embargo, las informaciones que recoge el diario estadounidense hacen pensar que la ejecución se produjo ante la negativa de la Casa Blanca a pagar lo que les exigían los secuestradores.

Además, el New York Times destaca que, contrariamente a la estrategia de Estados Unidos, varios países europeos sí han pagado rescates a este y otros grupos yihadistas de la zona para liberar a sus ciudadanos en cautiverio.

El Estado Islámico está amenazando con matar a por lo menos otros tres rehenes que tiene en su poder. El rotativo norteamericano asegura que prisioneros recientemente liberados han confirmado que hay negociaciones abiertas para que los secuestrados sean liberados. En este sentido, los yihadistas han amenazado ahora con matar a Steven J. Sotloff, un periodista freelance para la revista Time que se encontraba detenido junto con a James Foley.

Barack Obama ha prometido "justicia" por la muerte Foley a manos del Estado Isláico, al que calificó de "cáncer que debe ser extirpado". De esta manera, remarcó que Estados Unidos "estará vigilante y no descansará" a la hora de hacer "lo necesario para que se haga justicia". Por ello, Obama instó a la comunidad internacional, así como a los países de la región, para que haya "un esfuerzo común para extraer este cáncer que debe ser extirpado para que no se extienda".

Además, este jueves se ha conocido que Estados Unidos lanzó a principios de este verano en Siria una operación para liberar a varios rehenes estadounidenses en manos del grupo yihadista."Se trató de una operación por tierra y aire y estuvo enfocada en una red particular del Estado Ilsámico. Desafortunadamente, la misión no tuvo éxito porque los rehenes no estaban en el lugar en que la Inteligencia estadounidense pensaba que se encontraban", explicó en un comunicado el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby.