Publicado: 10.09.2015 09:34 |Actualizado: 10.09.2015 09:34

El Estado Islámico 'pone a la venta' a dos de sus secuestrados

Son un ciudadano noruego y otro chino, por los que los yihadistas piden un rescate por medio de "una oferta limitada". La organización advierte que emigrar a Europa "es pecado"

Publicidad
Media: 1.75
Votos: 4
Comentarios:
Cartel del Estado Islámico con los ciudadanos noruego y chino secuestrados.

Cartel del Estado Islámico con los ciudadanos noruego y chino secuestrados.

MADRID.- El grupo terrorista Estado Islámico ha anunciado que tiene en su poder a un ciudadano noruego y a otro chino y se ha ofrecido a liberarlos a cambio del pago de un rescate, de cuyo monto no da detalles. El anuncio lo ha hecho el grupo terrorista a través del último número de su revista Dabiq. En concreto, ha publicado sendos anuncios en los que los dos rehenes aparecen vestidos con monos de color amarillo y en los que dice que se trata de prisioneros "en venta".

"A quien pueda interesar de los cruzados, paganos y sus aliados, así como a los que se denomina organizaciones de 'derechos' humanos: este prisionero noruego fue abandonado por su Gobierno, que no hizo todo lo que pudo por comprar su libertad", reza el primero de los anuncios.



En él, se identifica al rehén como Ole Johan Grimsgaard-Ofstad, nacido en Porsgrunn, Noruega, en 1967 y licenciado en ciencias políticas, y se invita a "quien quiera pagar el rescate por su liberación y traslado" que contacte con un número de teléfono en Telegram. El número sería iraquí.

En el segundo anuncio se repite el mismo mensaje y se ofrecen los detalles de la identidad del rehén. Se trata de Fan Jinghui, nacido en Pekín en 1965 y consultor freelance. En su caso, la foto le muestra con el ojo izquierdo parcialmente cerrado, sin que esté claro si es por algún golpe recibido durante el cautiverio. En ambos casos, Estado Islámico advierte de que "esta es una oferta limitada" si bien no se detalla el plazo ni tampoco la cantidad exigida por su liberación.

Amenazas a los que tratan de huir a Europa

En el mismo número de la revista, los yihadistas non ha querido pasar por alto el impacto generado por la imagen del pequeño Aylan Kurdi muerto en una playa en Turquía pero en su caso lo ha hecho para recordar a aquellos que emigran hacia Occidente, incluida Europa, de que lo que hacen es "pecado" y equivale incluso a "apostasía".

En un artículo titulado 'El peligro de abandonar Darul-Islam', la tierra del islam, y publicado con la foto de Aylan en cabeza, el grupo terrorista lamenta que hoy en día muchos musulmanes que deciden emigrar "optan por las tierras de los cristianos" y no por el "califato".

"Lamentablemente, algunos sirios y libios están dispuestos a arriesgar las vidas y almas de aquellos de los que son responsables de criar bajo la sharia a sus hijos sacrificando a muchos de ellos durante el peligroso viaje a las tierras de los belicosos cruzados gobernados por las leyes del ateísmo y la indecencia", señala el artículo, en una aparente referencia al caso de Aylan, el niño sirio que murió ahogado intentando cruzar con su familia desde Turquía a Grecia.

Estas personas, prosigue Estado Islámico en su argumentario, deberían saber que emigrar a territorios no islámicos "es un peligroso pecado" ya que, entre otras cosas, constituye "la puerta para que los hijos y nietos de uno abandonen el islam por el cristianismo, el ateísmo o el liberalismo". "Si no caen en el 'kufr' (la negación), están bajo la constante amenaza de la fornicación, la sodomía, las drogas y el alcohol. Si no caen en el pecado, olvidarán la lengua del Corán, el árabe, con el que estaban rodeados en Sham (Siria), Irak, Libia y otras partes, haciendo el regreso a la religión y a sus enseñanzas más difícil", advierte.