Publicado: 05.12.2015 12:25 |Actualizado: 05.12.2015 20:32

El Estado Islámico reconoce ahora como seguidores del grupo a los autores del tiroteo de California

Syed Rizwan Farook tuvo contacto con al menos dos organizaciones yihadistas extranjeras, entre ellas el Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
La pareja Tashfeen Malik (iz) y Syed Rizwan Farook (der), autores del tiroteo de San Bernardino (California). REUTERS

La pareja Tashfeen Malik (iz) y Syed Rizwan Farook (der), autores del tiroteo de San Bernardino (California). REUTERS

BEIRUT /LOS ÁNGELES.-  Una radio por Internet vinculada al Estado Islámico ha asegurado este sábado que los dos autores del ataque del miércoles en una agencia de servicios sociales en las localidad californiana de San Bernardino, en la que murieron 14 personas, son seguidores del grupo yihadista. "Dos seguidores del Estado Islámico atacaron hace unos días un centro en San Bernardino en California", dijo el grupo radiofónico al Bayan.

La emisora relató que los seguidores del EI dispararon dentro del centro, causando la muerte de catorce personas y heridas a más de 20, y que luego fallecieron en un tiroteo con la policía. "Que les acepte Dios como mártires", concluyó el boletín.



Este anuncio se produce horas después de que el director asistente del FBI en Los Ángeles, David Bowdich, informara de que ese tiroteo se investiga como "un acto de terrorismo" y de que varios medios revelaran que uno de los autores estaba vinculado con el yihadista EI.

Tashfeen Malik, de 27 años, y su esposo Syed Rizwan Farook, de 28, murieron en un enfrentamiento con la policía horas después de la masacre del miércoles en una reunión con compañeros de trabajo en San Bernardino, a unos 100 kilómetros al este de Los Ángeles. El ataque fue el tiroteo más mortal en Estados Unidos en tres años. Los atacantes llevaban más de 1.600 balas consigo durante su enfrentamiento con la Policía y guardaban otras 4.500 en su casa: 2.500 para rifles de asalto y 2.000 para pistolas, según las autoridades estadounidenses.
 
Pese al anuncio hecho por el boletín radiofónico de Al Bayan, es difícil saber si existía una coordinación entre Malik y el EI, o si el grupo terrorista simplemente está intentado sacar rédito del suceso.

Un policía cerca de la mezquita Dar Al Uloom Al Islamiyah-Amer, en San Bernardino (California), a donde acudía uno de los sospechos del tiroteo, Syed Rizwan Farook. REUTERS/Mike Blake

Un policía cerca de la mezquita Dar Al Uloom Al Islamiyah-Amer, en San Bernardino (California), a donde acudía uno de los sospechos del tiroteo, Syed Rizwan Farook. REUTERS/Mike Blake

Los investigadores estadounidenses analizan evidencia de que Malik, nacida en Pakistán y que vivía en Arabia Saudí cuando se casó con Farook, juró lealtad al líder de Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi. Los investigadores sostienen que si se confirma la relación podría ser un "punto de inflexión" en la investigación.

Inveastigaciones en Pakistán y Arabia Saudí

Responsables de la inteligencia pakistaní contactaron con la familia de Malik en su país natal como parte de la investigación, dijo un familiar. "Supe de esta tragedia hoy cuando un oficial de inteligencia contactó conmigo sobre mi vínculo con Tashfeen (...) Obviamente, estamos impactados", dijo el tío de Malik, Javed Rabbani, en una entrevista. Agregó que su hermano, el padre de Malik, se había vuelto considerablemente más conservador desde que se trasladó con su familia a Arabia Saudí hace 25 años. Tashfeen Malik había vuelto a Pakistán cinco o seis años atrás para estudiar química farmacéutica, dijeron responsables locales.

Antes de llevar a cabo la matanza el miércoles, Malik y Farook destruyeron discos duros de ordenadores y otros aparatos electrónicos, dijo una fuente del gobierno estadounidense. Los investigadores analizan un información de que Farook había tenido una discusión con un compañero de trabajo que se refirió a los "peligros inherentes del islam", según una fuente. 

Según Los Ángeles Times,  que cita un alto cargo federal, Syed Rizwan Farook tuvo contacto con al menos dos organizaciones yihadistas extranjeras, entre ellas el Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria.

El alto cargo ha indicado que ha existido "algún tipo" de contacto entre Farook y miembros del Frente al Nusra e integrantes de la organización terrorista somalí Al Shabaab, también afín a Al Qaeda. No está claro qué tipo de contacto o con quién se mantuvo, según añade el mismo periódico.

"No nos aterrorizarán", afirmó hoy por su parte el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su mensaje radiofónico semanal en el que también reconoció la posibilidad de que los atacantes pudieron haber sido radicalizados.