Público
Público

Los islamistas renuncian a imponer el velo en Túnez

El partido más votado aceptará en su Gobierno a mujeres sin cubrirse el pelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Obsesionados con mostrar su cara más moderada, los islamistas del partido Ennahda explicaron parte de su proyecto inmediato para Túnez tras proclamarse vencedores de las elecciones del pasado domingo.

Su líder, Rachid Ganuchi, hizo hincapié en un importante compromiso con el objetivo de acabar con los miedos que despierta dentro y fuera del país magrebí: su Gobierno no impondrá a las mujeres el uso del velo islámico que cubre la cabeza, o hiyab, porque, según el dirigente del movimiento islamista, todos los intentos de hacerlo en otros países árabes han fracasado.

Ennahda confía en poder formar un Gobierno de unidad en 10 días

Ganuchi también dijo que las mujeres ocuparán puestos de trabajo en el Gobierno de coalición que van a formar, 'tanto si usan un velo como si no usan un velo'. Indicó que su grupo trabajará para 'reforzar sus avances [de las mujeres] y reforzar su papel en la toma de decisiones políticas'.

El líder de los islamistas también afirmó que 'las mujeres tienen un lugar especial en el proyecto del movimiento de Ennahda' y subrayó que de las 49 diputadas que habrá en la Asamblea Nacional Constituyente, 42 pertenecen a su formación.

'Vamos a acelerar la construcción del nuevo Gobierno. Nos llevará entre una semana y diez días', anunció por su parte el secretario general del partido, Hamadi Jebeli, posible primer ministro dentro del nuevo Gabinete.

Los islamistas presumen de contar con 42 de las 49 parlamentarias

Jebeli subrayó que la prioridad en las conversaciones de coalición con el resto de partidos será reactivar la economía tunecina.

Ennahda ha logrado 90 de los 217 escaños del parlamento, 60 más que su más inmediato competidor, el centrista Consejo Por la República (CPR). 'No cambiaremos nuestros principios al pasar de nuestra posición de oposición a nuestra posición en el poder', dijo Ganuchi en otro intento por mostrar su disposición a la unidad nacional.

'Queremos que todos nuestros hermanos de todas las corrientes abran sus puertas y les pedimos que participen en la construcción de un régimen democrático además de en la formación de la Constitución y de un Gobierno basado en el acuerdo', agregó Ganuchi. 'Nuestros corazones están abiertos a todos'.

Ganuchi, que vivió dos décadas en el exilio, declaró que su grupo continuará cooperando en la políticas dirigidas a 'mantener la seguridad y la paz' en el mundo.

En cuanto a las relaciones internacionales, hizo hincapié en el respeto de su grupo a todos los acuerdos internacionales alcanzados por Túnez, así como la importancia de sus relaciones con Argelia y Libia, además de con la Unión Europea, que calificó de 'estratégica', y con Estados Unidos.