Público
Público

Los islamistas intentan vengarse de las caricaturas de Mahoma

La policía danesa aborta un ataque contra el periódico que publicó los dibujos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía danesa detuvo ayer a cinco presuntos terroristas que planeaban atacar en Copenhague la sede del periódico que publicó en 2005 las caricaturas de Mahoma que provocaron la ira de la comunidad musulmana en todo el mundo.

Según la versión policial, el plan era atacar el edificio de oficinas en el que se encuentra el diario Jyllands-Posten y 'matar a todos los que pudieran'. La policía no indicó el lugar en el que fueron detenidos los sospechosos pero sí detalló que durante la operación se les incautó una ametralladora con silenciador y cinta adhesiva que podía ser usada para maniatar a las personas que pensaran secuestrar durante su asalto.

Los sospechosos tenían preparada una ametralladora con silenciador

El responsable de los servicios de inteligencia daneses (PET), Jakob Scharf, afirmó que el plan se encontraba en su fase final de preparación y el atentado era 'inminente', por lo que las fuerzas de seguridad danesas se vieron obligadas a actuar, en colaboración con sus colegas suecos.

Los arrestados, 'militantes islamistas' según fuente de ña investigación, son un tunecino de 44 años, un sueco de origen libanés de 29 años, un sueco de 30 años, un iraquí de 26 años que residió anteriormente en Dinamarca y un sueco de origen tunecino de 37 años.

Los cuatro primeros fueron arrestados en Dinamarca, pocas horas después de haber entrado en el país desde la vecina Suecia, y el quinto y último sospechoso fue apresado en Suecia.

El Jyllands-Posten' vive bajo amenaza desde que publicó los dibujos en 2005

'Con estas detenciones hemos logrado impedir un ataque terrorista inminente por parte de varios de los sospechosos, que pueden ser descritos como militantes islamistas con lazos con redes terroristas internacionales', aseguró Scharf.

El Jyllands-Posten, uno de los tabloides de mayor difusión del país, está en el objetivo del radicalismo islámico desde la publicación en 2005 de las 12 caricaturas alusivas a Mahoma, entre las que se encontraba la famosa del profeta con una bomba alojada en el turbante.

La publicación de esos dibujos, blasfemas según el islam porque denigran la figura del profeta, generó graves protestas en el mundo musulmán, un boicot de productos daneses, ataques a legaciones diplomáticas de Dinamarca y violentos disturbios, con un total de 150 muertos.

La policía danesa ha desactivado hasta el momento varios intentos de atentado contra la sede de este periódico y contra el autor de la caricatura más controvertida de Mahoma, Kurt Westergaard. A principios de año, un individuo armado con un hacha fue detenido cuando intentaba irrumpir en la casa de Westergaard.