Público
Público

Israel acepta volver a la mesa de negociación pero no para la colonización

Los israelíes siguen construyendo a destajo en los territorios ocupados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gabinete restringido israelí que incluye al primer ministro Binyamín Netan-yahu y a ocho ministros acordó aceptar el último plan del Cuarteto para la Paz en Oriente Medio (EEUU, Rusia, la UE y la ONU), presentado hace dos semanas, para la rea-nudación de negociaciones directas con los palestinos 'sin condiciones previas'.

Sin embargo, la aprobación es puramente cosmética y carece de valor, ya que los israelíes siguen construyendo a destajo en los territorios ocupados. La semana pasada, las autoridades aprobaron la construcción de 1.100 nuevas viviendas en la colonia de Guilo, al sur de Jerusalén, y es obvio que Netanyahu no tiene la menor intención de retirar a sus colonos de Cisjordania, incluida Jerusalén.

El portavoz de la Autoridad Nacional Palestina, Nabil Abu Rudaina, respondió que 'el regreso a las negociaciones requiere el compromiso de Israel de suspender las actividades en los asentamientos'.

Mientras los palestinos insisten en que no se sentarán a negociar si no se congelan las obras en Cisjordania, el Cuarteto se limita a 'condenar' la expansión israelí sin adoptar ninguna medida de castigo para frenarla. Los dirigentes israelíes saben que pueden contar con el apoyo tácito de EEUU y la UE.

Existen indicios que Israel ha aprobado el plan del Cuarteto porque sabe que los palestinos lo rechazan, de manera que no tendrá ninguna consecuencia. Israel espera que, en cualquier caso, el presidente palestino, Mahmud Abás, quede como la parte intransigente que no quiere negociar.

Además, fuentes diplomáticas israelíes indicaron que el Gobierno de Netanyahu 'tiene reservas' respecto al plazo de tres meses que ha dado el Cuarteto a las partes para que negocien los temas de las fronteras y la seguridad, un plazo que Israel considera 'insuficiente'.