Publicado: 24.11.2013 10:19 |Actualizado: 24.11.2013 10:19

Israel: "Se ha acordado un error histórico"

El presidente Benjamín Netanyahu rechaza de pleno el acuerdo sobre el programa nuclar de Irán del que asegura que hará del mundo un "lugar mucho más peligroso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha expresado este domingo su más enérgico rechazo al acuerdo alcanzado por el Grupo 5+1 en sus negociaciones con Irán, que describió como "un error histórico".

"Lo que se acordado en Ginebra no es un acuerdo histórico sino un error histórico (...) Hoy el mundo se ha convertido en un lugar mucho más peligroso", dijo Netanyahu al comenzar la reunión semanal con su Consejo de Ministros.

En su habitual intervención pública, antes de los debates a puerta cerrada, consideró que los resultados del acuerdo significan que "el régimen más peligroso del mundo ha dado un paso significativo para conseguir el arma más peligrosa del mundo".

Israel no se ha visto sorprendido por el acuerdo alcanzado esta madrugada, pero sí defraudado por que Irán no se vea obligado a desmantelar sus instalaciones para el enriquecimiento de uranio y a que pueda seguir manteniendo en su territorio el material enriquecido hasta el 5%.

"Las potencias han aceptado el enriquecimiento de uranio (por Irán) desentendiéndose completamente de las resoluciones del Consejo de Seguridad que ellas mismas encabezan", se quejó en ese sentido el primer ministro israelí.

También advirtió que su gobierno no se verá "comprometido" por el documento.

"Israel tiene el derecho y la obligación de defenderse a sí mismo de toda amenaza y no dejaremos que Irán desarrolle armas nucleares" "Israel tiene el derecho y la obligación de defenderse a sí mismo de toda amenaza y quiero aclarar: No dejaremos que Irán desarrolle armas nucleares", concluyó el primer ministro israelí.

En los últimos años Irán ha amenazado en varias ocasiones con "borrar del mapa" al Estado judío.

El año pasado Israel parecía decidido a realizar una operación militar contra las instalaciones nucleares de Irán, que Washington frenó mediante una gran presión diplomática y revelando algunos detalles muy confidenciales de las limitaciones de su capacidad militar.

Desde entonces, el primer ministro israelí ha deambulado por las principales capitales europeas tratando de convencer a sus máximos dirigentes de que no acepten que Irán mantenga su capacidad de enriquecer uranio.

También se han posicionado otrs miembros de Globierno hebreo, como su ministro de Asuntos Exteriores, Avigor Lieberman, quien ha manifestado este domingo que Irán "ha recibido un premio" en sus negociaciones con el Grupo 5+1 y que la consecuencia del acuerdo alcanzado en Ginebra es "una carrera armamentista".

"Hay que entender que éste es el logro diplomático más grande de Irán en los últimos años. Está claro que el acuerdo reconoce el derecho de los iraníes a seguir enriqueciendo uranio. En resumen, han obtenido un premio", dijo Lieberman a la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

"Si dentro de cinco años estalla una maleta nuclear en Nueva York o en Madrid será por este acuerdo" Para el jefe de la diplomacia israelí, el resultado del acuerdo es una "carrera armamentista" que ha decepcionado al país hebreo. El ministro de Industria israelí, Naftalí Bennet, expresó: "Si dentro de cinco años estalla una maleta nuclear en Nueva York o en Madrid será por el acuerdo firmado hoy".

"La campaña aún no ha terminado" y "el mundo debe saber que Israel no se ve comprometido por este acuerdo", añadió.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, no se ha pronunciado por ahora pero se espera que lo haga en la reunión semanal que este domingo celebra con su Consejo de Ministros.