Público
Público

Israel advierte del "efecto devastador" de la crisis egipcia

Netanyahu pide a EEUU y Europa que apoyen a Mubarak por el peligro de otro Irán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Altos funcionarios israelíes han mantenido conversaciones telefónicas con EEUU y varios países europeos para reprocharles sus críticas a Hosni Mubarak, que Israel cree que están jugando contra la estabilidad de Oriente Próximo.

'La sensación que tenemos es que tanto Europa como Estados Unidos están abandonando a Mubarak de forma pública, y esto es algo que puede tener un efecto devastador en toda la región. En Israel se vive con gran inquietud lo que está ocurriendo. Todo lo que sucede en Egipto tiene un impacto directo e inmediato en la región', advirtió a Público un responsable israelí.

'Efectivamente, hemos hablado con algunos países europeos. No puedo confirmar si entre ellos está España pero le aseguro que el tema de Egipto estará en lo más alto de la agenda cuando la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, visite Israel el próximo 7 de febrero', dijo el responsable.

'Si se derrumba el régimen de Mubarak, nadie sabe lo que podría pasar. Hay una incertidumbre absoluta al respecto', comentó el mismo funcionario. En Israel hay una gran preocupación por la posibilidad de que se instaure el caos en Egipto o bien de que se hagan con el control los Hermanos Musulmanes y destruyan la 'paz fría' que Mubarak ha consolidado con Israel.

Ayer, en una rueda de prensa con la canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu, advirtió del peligro de que Egipto se transforme en un nuevo Irán.

El diario Maariv reveló que en las horas posteriores al nombramiento del vicepresidente de Egipto, Israel se pusieron en contacto con Omar Suleiman para tratar con él distintas cuestiones. Esta impaciencia por establecer contacto indica hasta qué punto reina la incertidumbre en el Estado judío.

El rotativo de Tel Aviv indicaba que en las altas esferas existe una gran preocupación por la posibilidad de que Suleiman, a quien aquí se le considera un verdadero amigo, cambie de actitud con respecto a Israel para tratar de ganarse la legitimidad en Egipto, así como la simpatía de quienes participan en las protestas. Grupos de manifestantes han llamado a Suleiman 'agente sionista'.