Público
Público

Israel amenaza a Londres por la orden de arresto a Livni

La ex ministra de Exteriores tuvo que cancelar un viaje para no ser detenida  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Binyamin Netanyahu amenazó este martes al Reino Unido con poner fin a las visitas de los altos cargos israelíes al país a causa de la orden de detención contra la ex ministra de Exteriores Tzipi Livni. El Ministerio de Exteriores convocó al embajador británico para mostrar su indignación y presionar a Londres para que ponga fin a estas medidas judiciales.

Livni tenía previsto viajar a Londres y dar una conferencia en una organización judía. Tuvo que cancelar la visita al saberse que un tribunal había emitido una orden de detención por los presuntos crímenes de guerra cometidos en el ataque israelí sobre Gaza en 2008. La orden quedó rescindida después de la suspensión de la visita.

El ministro Miliband promete tomar medidas para que no se repita

El Gobierno israelí ya presionó con éxito a España por idéntico motivo, lo que forzó al Congreso a aprobar los cambios legales necesarios, y ahora ha vuelto a hacer lo mismo con el Reino Unido. La primera reacción británica ha sido favorable a sus intereses. El ministro de Exteriores, David Miliband, se apresuró a calmar a los israelíes recibiendo al embajador, telefoneando a su homólogo israelí y prometiendo que llamaría a Livni.

Su Ministerio dijo que ha comenzado a estudiar de forma urgente las implicaciones legales del caso con el fin de que no se repita.

El Gobierno israelí ya presionó con éxito a España por idéntico motivo

Una demanda similar presentada contra el ministro de Exteriores, Ehud Barak, provocó que un tribunal británico dictaminara que no podía ordenarse su detención al tratarse de un algo cargo de un Gobierno extranjero en visita oficial. Los políticos como Livni que no ostentan ya ningún cargo no están protegidos por este criterio.

'Habrá un coste diplomático importante si los líderes israelíes no pueden visitar Gran Bretaña. Eso afectará a nuestras relaciones y será un obstáculo en la capacidad británico de tomar un papel activo en el proceso de paz de Oriente Próximo', dijo el viceministro israelí de Exteriores, Danny Ayalon.

Tzipi Livni defendió el ataque sobre Gaza, que ocurrió cuando ella era ministra de Exteriores. 'No me opongo a que el mundo quiera juzgarnos, pero sí a que no apliquen el mismo juicio a toda la región. No hay lugar del mundo excepto aquí en que se pone al mismo nivel a los que matan de forma deliberada que a los que lo hacen de forma accidental', dijo Livni en Tel Aviv.

En el ataque israelí sobre Gaza, murieron 1.400 palestinos, la mayoría de ellos civiles, según las organizaciones de derechos humanos. El Gobierno israelí alega que la cifra de víctimas era menor y que la mayoría eran combatientes de las milicias palestinas.