Público
Público

Israel anuncia una investigación tras admitir el uso de fósforo blanco en Gaza

El Ejército sostiene que sólo utilizó munición legal. Las tropas ya abandonaron la Franja completamente pero se encuentran en la frontera por si Hamas vuelve a lanzar cohetes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ejército israelí investigará el posible uso ilegal de fósforo blanco durante su ofensiva sobre la Franja de Gaza, después de las numerosas denuncias de grupos de ayuda humanitaria en los medios de comunicación, aunque sostiene que sólo utilizó armamento legal, pero sin especificar cuál. Mientras tanto, la totalidad de las tropas del Tsahal (Ejército) abandonaron la franja de Gaza, coincidiendo con la llegada de Obama a la Casa Blanca, pero se han distribuido a lo largo de la frontera, listos para volver a entrar en Gaza si Hamas reanuda el lanzamiento de misiles.

Por otro lado, el nuevo presidente americano Obama ya ha llamado a los principales dirigentes de oriente próximo para prometerles que participará activamente en la resolución del conflicto palestino-israelí.

El ejército israelí ha iniciado una investigación sobre el posible uso inadecuado de bombas de fósforo blanco por parte de una brigada paracaidista de reserva durante la operación 'Plomo fundido' de la Franja de Gaza, según informó la edición digital del diario israelí Haaretz. La brigada habría lanzado alrededor de 20 bombas de fósforo blanco en una zona densamente poblada del norte de la Franja de Gaza.

Aparte de este caso, el Ejército considera que el fósforo blanco fue utilizado con moderación y 'en cumplimiento del Derecho Internacional', según el rotativo. El uso de fósforo blanco ha sido duramente criticado tanto en Israel como en los medios de comunicación internacionales. El Ejército ha designado a un oficial de artillería, el coronel Shai Alkalai, para investigar este asunto.

El alto mando del Ejército aseguró que se han utilizado dos tipos de armas con fósforo blanco en la Franja de Gaza. Una de ellas, según fuentes militares, contiene muy pocas cantidades de este material y son proyectiles de artillería de 155 milímetros con una pequeña carga de fósforo para servir de detonante. La investigación se centra en el segundo tipo de arma: los proyectiles con fósforo blanco de entre 81 y 120 milímetros disparados desde morteros. Durante la operación se dispararon alrededor de 200 proyectiles de este tipo, 180 de los cuales cayeron sobre huertos en los que se refugiaban milicianos y lanzaderas de cohetes palestinos.