Publicado: 08.07.2014 07:50 |Actualizado: 08.07.2014 07:50

Israel ataca de nuevo Gaza en una gran operación militar

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

El Ejército israelí ha lanzado una nueva operación militar contra Gaza, que denominó Filo Protector y cuyo objetivo principal dijo ser frenar el lanzamiento de cohetes desde la Franja. Por el momento, los bombardeos de la aviación israelí han causado 15 muertos, tres de ellos menores, y 8o heridos, la mayoría civiles, además de que varias viviendas han sido destruidas.

"Las Fuerzas Armadas israelíes (IDF) han comenzado la Operación Filo Protector contra Hamás en Gaza para frenar el terror al que los ciudadanos de Israel hacen frente a diario", explicó un portavoz del Ejército en su cuenta oficial de Twitter. En un comunicado posterior, el Ejército israelí anunció que la operación comenzó con fuego de aviación y artillería naval contra 50 posiciones islamistas. La nota explicó, asimismo, que se había atacado específicamente objetivos relacionados contra cuatro milicianos -Hasan Abdelalá, Samer Abu Daka, Abdulá Hashash e Iad Sakik.

Por su parte, el número dos del movimiento islamista Hamas, Ismail Haniye, pidió estrechar la cooperación interna palestina para hacer frente a la nueva ofensiva israelí. En un comunicado, Haniye sugirió la convocatoria de una reunión de emergencia de la Organización para la Liberación Palestina (OLP) para estudiar la situación. "Debemos trabajar juntos para proteger nuestra unidad", afirmó el líder de Hamas en Gaza, en alusión al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas. 

Según el portavoz de Emergencias de la Franja, dos de los niños que han muerto por las bombas israelíes perecieron junto a otros cinco civiles que se hallaban en una vivienda en la localidad de Jan Yunes o sus alrededores. De acuerdo a fuentes locales, el otro menor falleció al encontrarse en las proximidades de un ataque lanzado sobre un miliciano de Hamás que conducía una motocicleta por las calles de ciudad de Gaza y que también murió en el bombardeo.

Además, cinco milicianos -tres de ellos miembros del grupo radical palestino Yihad Islámica y los otros dos adscritos a las "Brigadas Azedín Al-Kasem", brazo armado del movimiento islamista Hamás- murieron en tres ataques israelíes en el sur, centro-este y norte de Gaza. Los primeros iban en un automóvil que fue alcanzado en un barrio de la ciudad de Gaza. El penúltimo se encontraba en el campo de refugiados de Nuseirat, junto a localidad de Dir el Balaj, explicaron fuentes de seguridad palestinas, mientras que el último conducía una motocicleta de tres ruedas en el norte de la franja. El Ejército israelí informó, por su parte, de que un cazabombardero mató a Mohamad Shaban, al que identificó como un "alto responsable de Hamás".

Israel y Hamás se colocaron anoche al borde de un conflicto de gran envergadura después de que el brazo armado de la organización, las Brigadas Azedín al Kasem, anunciara que había lanzado una andanada de cohetes contra Israel y el Gobierno israelí acordara ampliar su ofensiva contra el movimiento islamista en Gaza.

Según datos del Ejército, alrededor de 200 cohetes han sido lanzados desde Gaza, causando varios heridos por esquirlas, desde que el pasado 12 de junio tres jóvenes israelíes -hallados muertos el lunes- desaparecieran cuando hacían autostop cerca del bloque de colonias de Gush Etzion, en Cisjordania ocupada.

Los disparos han sido respondido desde entonces con bombardeos israelíes, que han causado la muerte a once milicianos -seis de ellos de Hamás- y a un niño de siete años, y heridas a 25 personas más, en su mayoría civiles.

Asimismo, alrededor de 500 personas, gran parte líderes y miembros de Hamás en Cisjordania, han sido detenidos durante la operación de búsqueda de los jóvenes lanzada hace tres semanas por Israel, que responsabiliza a Hamás del crimen cometido.

Anoche, al tiempo que se conocía la noticia de que el gobierno israelí había decido endurecer su ofensiva contra Hamás, el ala militar de este grupo admitió, por primera vez, que acababa de lanzar una serie de más de 35 cohetes contra Israel. El lanzamiento, que coincidió con el entierro de los seis miembros de Hamás que murieron el domingo en un túnel, causó heridas leves por metralla a una persona en el puerto israelí de Ashdod.

Fuentes egipcias admitieron el viernes que el gobierno de El Cairo había emprendido una mediación entre Hamás e Israel para salvar la tregua firmada en 2012 tras la cruenta operación israelí Pilar defensivo en medio de un incremento de los cohetes. Sin embargo, Israel decidió desplegar este fin de semana tropas terrestres y artillería en el perímetro de Gaza, amplió el escudo antimisiles y el lunes llamó a filas a 1.500 reservistas al aumentar el número de misiles lanzados por milicianos palestinos contra su territorio.