Público
Público

Israel blindará con sensores y vallas la frontera con Egipto

La alambrada sellará el último confín fronterizo israelí que aún no está cercado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos años necesitará Israel para levantar una doble alambrada con sensores a lo largo de su límite con Egipto, en el sur del país, el único vecino con el que hasta ahora no había vallado la frontera. El objetivo es evitar las infiltraciones de inmigrantes que se producen en cantidades que preo-cupan a los líderes israelíes.

El principal peligro no radica tanto en el paso de milicianos, que también ocurre aunque sea de forma esporádica, como en el tráfico de personas, básicamente refugiados originarios de países subsaharianos como Eritrea o Sudán. La gran mayoría de estos aspirantes al asilo político no son judíos.

Esta frontera también se utiliza para el tráfico de drogas y de mujeres blancas. En su mayor parte, son los beduinos que viven en la península del Sinaí quienes controlan ambos negocios. La trata de blancas permite a las mafias israelíes introducir mujeres, generalmente eslavas, que acaban en los prostíbulos del centro del país.

Después de largas deliberaciones y consultas con responsables de varios ministerios, el primer ministro, Binyamin Netanyahu, ha decidido que ha llegado el momento de levantar una doble valla metálica que se complementará con un sistema electrónico de vigilancia. Se empezará por los extremos norte, junto a la franja de Gaza, y sur, cerca de la ciudad de Eilat, y por ahora no se completará en la zona intermedia entre ambas. La valla blindará, de momento, 112 de los 266 kilómetros de la frontera con Egipto.

'Es una decisión estratégica para asegurar el carácter judío y democrático de Israel', ha dicho Netanyahu. 'No podemos permitir que decenas de miles de trabajadores ilegales se infiltren y que nuestro país se inunde con extranjeros ilegales'.

Netanyahu ha aprobado el plan que ha elaborado el ministerio de Defensa y que costará unos 200.000 euros, frente a otro plan interministerial que hubiera costado unos 400.000 euros.

Según Netanyahu, 'al final, Israel no tendrá otra alternativa que no sea la de rodearse completamente con una valla porque es el único país del primer mundo al que se puede entrar caminando por todos los lados desde países del tercer mundo'.

Fuentes oficiales egipcias han indicado que no se oponen al vallado, aunque puntualizan que Israel no les ha informado hasta ahora de su decisión. Los egipcios soportan constantemente la presión de Israel para detener el flujo de refugiados que intentan penetrar en su territorio. Desde el pasado mes de mayo, los egipcios han matado a por lo menos a 17 subsaharianos en esas circunstancias. Israel calcula que cada mes entran en el país entre 100 y 200 trabajadores sin papeles desde el vecino Egipto.