Publicado: 12.07.2014 10:02 |Actualizado: 12.07.2014 10:02

Israel bombardea un centro de discapacitados en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de palestinos muertos en los bombardeos del Ejército israelí en Gaza en el marco de la ofensiva Margen Protector asciende ya a 126 y al menos 926 los que ha resultado heridos. Ese es el trágico recuento de víctimas del Ministerio de Sanidad en Gaza tras cinco días de fuentes sanitarias de la Franja tras cinco días de intenso bombardeo.

Durante la madrugada y a primera hora de la mañana de este sábado, aparatos de la aviación militar de Israel continuaron bombardeando viviendas en Gaza, al tiempo que las facciones armadas palestinas, incluidas Hamás y la Yihad Islámica, continuaron disparando cohetes contra suelo israelí. 

Al menos una decena de palestinos falleció y más de quince fueron heridos en los últimos bombardeos llevados a cabo por cazas de la aviación israelí en distintos puntos del enclave costero antes del amanecer de hoy.

De acuerdo al portavoz del ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al Qedra, tres palestinos murieron y cinco resultaron heridos en uno de los ataques aéreos israelíes contra un grupo de personas en las inmediaciones de una mezquita del oeste de la capital de Gaza.

Gaza padece ya de una severa falta de material y equipos médicos en los hospitales para atender a los heridos

Poco antes, precisó la fuente, dos jóvenes discapacitadas morían y cinco personas resultaban heridas de extrema gravedad en otro bombardeo contra un centro para discapacitados en el norte de la franja.

En otro ataque, cinco murieron y un número similar fueron heridos cuando fueron alcanzados por un misil en la localidad de Yabalia, al norte del territorio palestino.

Cerca de la medianoche perecieron cinco personas —entre ellas una menor de 17 años— murieron al ser blanco de un ataque aéreo en una calle principal de la ciudad de Gaza, añadió Al Quedra.

 La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) ha alertado de que tres de cada cuatro víctimas eran civiles, como ancianos, mujeres y niños.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, puso en duda el viernes la legitimidad de Israel para bombardear determinados objetivos, a la vista del alto número de bajas civiles que está dejando la operación 'Margen Protector'.

Israel, en cambio, ha defendido su derecho a defenderse frente a las amenazas y ataques de Hamás y ha acusado al partido-milicia de utilizar a los civiles como escudos humanos, por ejemplo situando sus instalaciones militares en zonas de viviendas.

Pese a esta cruda realidad y pese a que en Israel de momento sólo se cuentan heridos, el Ejecutivo hebreo no afloja y responde con contundencia a los ataques con cohetes  de Hamás contra territorio israelí: el Ejército indicó de madrugada en un comunicado que ha impedido un ataque con cohetes contra Israel y confirmó haber alcanzado a "varios terroristas" que planeaban disparar.

Las "Brigadas Azedín al Kasem", brazo armado del movimiento islamista Hamás, asumieron la noche pasada el ataque con una lanzadera portátil (RPG) perpetrado ayer contra un todoterreno blindado israelí en el perímetro de Gaza, que causó heridas a un soldado.

En un correo enviado a los medios, Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamás en la Franja, advirtió que el ataque "es un claro mensaje a Israel de lo que espera en caso de que inicie una operación terrestre".

El Ejército israelí informó, asimismo, de que una mujer resultó herida el viernes por la noche al impactar un cohete contra una casa en la ciudad de Beersheva, la más populosa del sur de Israel.

 El escudo antiaéreo "Cúpula de Hierro" ha impedido en buena medida que se produzcan bajas en Israel

El viernes un otro israelí resultó herido crítico y dos leves al caer un proyectil en una gasolinera de la localidad de Ashdod, un día después de que dos soldados resultaran heridos -uno de ellos grave- por el impacto de un proyectil de mortero cerca de Gaza.

El escudo antiaéreo "Cúpula de Hierro" ha impedido en buena medida que se produzcan bajas en Israel al haber interceptado en pleno vuelo decenas de proyectiles disparados de Gaza desde el inicio de la operación.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró que su país seguirá adelante e incluso intensificará la ofensiva militar contra Gaza.

En un comunicado oficial, el líder conservador reveló que durante los cuatro primeros días de la ofensiva, el Ejército israelí bombardeó más de un millar de supuestas posiciones islamistas.

El jefe del Ejército israelí, general Benny Gantz, indicó por su parte que las tropas ya están listas para la incursión terrestre y que solo están a la espera de la decisión política.