Publicado: 03.08.2014 10:27 |Actualizado: 03.08.2014 10:27

Israel bombardea otra escuela en plena tregua y mata al menos a diez palestinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las tropas israelíes han vuelto a bombardear este domingo una escuela de la ONU en el sur de Gaza a pesar de estar aún en vigor la tregua de 72 horas pactada entre el Gobierno de Benjamin Netanyahu y Hamas a petición de la ONU y EEUU y que fue violada apenas dos horas después de haber comenzado. En este último ataque aéreo han muerto al menos diez refugiados palestinos y otros 30 han resultado heridos.

Un misil lanzado por un avión destruyó la entrada de la escuela ubicada en la ciudad de Rafah, informaron varios testigos, entre ellos, médicos. Cientos de palestinos se encontraban en ese momento refugiados en la zona. El Ejército israelí ha declinado hacer ningún comentario al respecto.

La ONU ha condenado el ataque y exigió una rápida investigación y que los responsables respondan ante la justicia. "Es un ultraje moral y un acto criminal", denunció el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en un comunicado de su portavoz, en el que se refirió al suceso como "otra grave violación de la ley humanitaria internacional". Ban subrayó que los refugios de la ONU deben ser zonas seguras y recordó que se "ha informado repetidamente a las Fuerzas Armadas de Israel de la ubicación de esas instalaciones". "Este ataque, junto a otras violaciones de la legislación internacional, debe ser investigado rápidamente y los responsables deben pagar por ello", defendió Ban.

Durante la actual ofensiva militar, proyectiles del Ejército israelí han alcanzado en al menos otras cinco ocasiones distintos complejos de la ONU, en varios casos ocasionando numerosas víctimas mortales. El último caso se produjo el pasado 30 de julio cuando quince palestinos murieron y medio centenar resultaron heridos en otro bombardeo en una escuela de la UNRWA en Yabalia, en el norte de Gaza, lo que desató una ola de condenas internacionales contra Israel.

Ban, en su comunicado de hoy, se declaró "profundamente consternado por la espantosa escalada de violencia y por la pérdida de cientos de vidas de palestinos civiles desde la ruptura del alto el fuego humanitario el 1 de agosto". "La vuelta de los combates solo ha exacerbado la crisis humanitaria y sanitaria que está causando estragos en Gaza", lamentó Ban, que urgió una vez más a retomar el alto el fuego y a iniciar negociaciones entre las partes. "Esta locura debe detenerse", subrayó el secretario general de la ONU.

Este ataque se une al que ha llevado a cabo Israel esta madrugada, cuando ha vuelto a asesinar a al menos 30 palestinos esta noche en la ciudad de Rafah, al sur de la Franja. Otras 20 personas han resultado heridas en este último ataque según informaron fuentes médicas, que elevaron el número de muertos palestinos desde el 8 de julio a 1.737.

Ashraf Al Qidra, portavoz del Ministerio de Sanidad, dijo que el peor de los ataques se produjo en la ciudad de Rafah, en el sur de la franja, donde un cazabombardero israelí alcanzó una vivienda en la que murieron diez personas y otras diez sufrieron heridas de distinta consideración. "Las ambulancias se llevaron a las víctimas mortales y a los heridos a un hospital cercano, mientras se busca a posibles supervivientes bajo los escombros del edificio", señaló el portavoz al destacar que varios edificios a su alrededor sufrieron también graves daños. Los otros cinco palestinos murieron a primera hora de hoy en ataques en varias zonas de la Franja, entre ellas el campo de refugiados de Nusseirat, cerca de Rafah.

Después de que las fuerzas israelíes se hayan retirado de los centros urbanos en el norte y este de la franja, en el sur permanece aún una fuerte presencia militar israelí. Con las últimas víctimas, el número de muertos en Gaza desde que comenzó la operación Margen protector se ha elevado a 1.737 y los heridos a 9.080, según Al Qidra.