Público
Público

Israel bombardea Gaza tras un cruento atentado palestino en Eilat

Siete israelíes mueren en los ataques. El Ejército mata a siete de los terroristas y a otros seis palestinos en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de varios meses de relativa calma dentro de Israel, un comando que actuó desde la península del Sinaí llevó a cabo el jueves cuatro ataques escalonados contra dos autobuses y dos vehículos particulares causando la muerte de siete personas antes de que el Ejército israelí liquidara a siete miembros del grupo terrorista.

Los incidentes ocurrieron justo después del mediodía a sólo diez kilómetros de la ciudad balneario de Eilat, al sur de Israel, cerca del mar Rojo. La ubicación de los ataques, así como las primeras pesquisas de las Fuerzas de Seguridad, indican que el comando se infiltró desde el Sinaí y que probablemente partió de la franja de Gaza.

El Gobierno israelí cree que los autores partieron desde Gaza vía Sinaí

La respuesta israelí no se demoró mucho tiempo. Poco antes de las siete de la tarde, la aviación bombardeó la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, con un balance de seis víctimas. Entre los muertos estaban un niño de 2 años, hijo del dueño de una casa atacada, y Kamal al Nairab, jefe de las milicias de los Comités de Resistencia Popular.

Esta milicia, de reducidas dimensiones, ha sido muy activa en los últimos años. El primer ministro, Binyamín Netanyahu, calificó de 'extremadamente graves' los ataques, de los que dijo que eran 'una violación de la soberanía de Israel' y añadió que tendrán una respuesta 'adecuada'. Por la noche, compareció en una rueda de prensa para decir que los que habían ordenado los atentados desde Gaza ya habían muerto, dando a entender que habían sido cometidos por los Comités de Resistencia Popular.

En Gaza, Hamás se desvinculó de los ataques. Varios dirigentes de la organización que gobierna la Franja negaron la autoría de su grupo, aunque algunos de ellos expresaron su satisfacción argumentando que llegan en un momento oportuno, mientras Israel bombardea Gaza 'de día y de noche, todos los días'.

Netanyahu afirma que los que ordenaron el ataque ya están muertos

Por su parte, los líderes israelíes insistieron desde un primer momento en que el origen de los ataques hay que buscarlo en Gaza. Esta también fue la opinión del ministro de Defensa, Ehud Barak,que acaba de autorizar la construcción de 277 viviendas en la colonia de Ariel, quien no se atrevió a señalar directamente a ninguna organización. 'El origen de estos actos terroristas es Gaza y vamos a obrar con fuerza y convicción contra ellos', manifestó Barak.

Israel, además, cerró los pasos terrestres con Gaza, y Egipto hizo lo propio con el paso de Rafah. No es la primera vez que ocurre un atentado de este tipo en esa área cercana a Eilat. Los egipcios apenas pueden controlar el Sinaí, con una presencia mayoritaria de población beduina sin ningún apego al Estado.

De hecho, este mismo mes de agosto, Israel ha coordinado con Egipto el despliegue de un elevado número de agentes de la seguridad egipcios en la península para tratar de controlar la región, que ahora parece estar en manos de los beduinos.

Las autoridades egipcias se ven superadas para controlar el Sinaí

La situación en el Sinaí nunca había sido muy estable pero se ha complicado desde la Revolución del 25 de enero. Una muestra son los cinco atentados que ha sufrido desde febrero el gasoducto que lleva combustible a Israel y Jordania, que ha dejado de estar operativo.

Durante toda la tarde, las autoridades israelíes mantuvieron discreción sobre la identidad de sus muertos y heridos y, entrada la noche, confirmaron que sólo una víctima mortal era militar. En la zona donde ocurrieron los ataques hay mucho movimiento de unidades del Ejército, especialmente ahora que Israel está construyendo una valla de separación con el Sinaí para impedir la entrada de inmigrantes clandestinos y el contrabando.

Fuentes militares explicaron que el primer ataque se produjo hacia las 12:04, cuando un comando disparó contra un autobús interurbano de la línea 392 y causó 15 heridos. Media hora después, uno de los militares que llegó en los refuerzos resultó muerto tras la explosión de un artefacto. Cinco minutos más tarde, a las 12:35, desde Egipto se disparó una granada de mortero que no causó heridos. A las 13:10 el comando lanzó una granada antitanque contra un vehículo particular que circulaba junto a la frontera sin causar víctimas. Un minuto más tarde, otra granada antitanque contra otro vehículo civil causó seis muertos.

Pero más sorprendente fue que mientras Ehud Barak celebraba una rueda de prensa en el lugar de los ataques, junto a la frontera, las sirenas comenzaron a sonar porque desde el Sinaí se estaban disparando contra el ministro de Defensa. Dos militares resultaron heridos por armas de fuego y las autoridades dijeron que no podían precisar si dentro de Israel había más miembros del comando.

La naturaleza de estos ataques revela que quienes los han cometido han tenido tiempo y medios para preparar una operación de gran envergadura. Fuentes militares señalaron anoche que lo más probable es que el comando estuviera integrado por una quincena de miembros que salieron de Gaza y atravesaron el Sinaí hasta llegar a Israel.