Publicado: 03.11.2013 19:21 |Actualizado: 03.11.2013 19:21

Israel construirá más de 1.700 nuevas viviendas en territorio palestino ocupado

Además, Netanyahu propone construir una verja de separación en el Valle del Jordán, territorio ocupado por Israel en 1967

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno israelí ha anunciado este domingo la construcción de más de 1.700 viviendas en los territorios ocupados de Cisjordania, incluidas 698 que serán edificadas en Jerusalén Este. El anuncio ha sido realizado justo antes de la visita a Israel del secretario de Estado de EEUU, John Kerry. La venta de los terrenos para su construcción forma parte del paquete anunciado la semana pasada por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para levantar nuevas viviendas viviendas en los asentamientos, una decisión para apaciguar a la derecha nacionalista tras la liberación de presos palestinos. "Seguimos la política de venta efectiva de tierras para construir en todo Israel", dijo a la emisora el ministro de Vivienda, Uri Ariel.

Paralelamente, Netanyahu ha propuesto construir una verja de separación en el Valle del Jordán, territorio ocupado por Israel en 1967. La decisión responde, entre otras razones, a la necesidad de "fijar la frontera de Israel", y se produce en medio del aparente estancamiento en las negociaciones que mantienen israelíes y palestinos desde finales de julio. En este sentido, Netanyahu tiene previsto instruir a los organismos competentes que inicien en proceso de erección de la barrera inmediatamente después de que sea completada una similar en la divisoria con Egipto, en torno a la ciudad de Eilat.

El jefe del Ejecutivo israelí ha ordenado, asimismo, que se acelere la construcción de una verja de separación en los Altos del Golán, en territorio ocupado a Siria. Entre las razones aducidas para la construcción de estas nuevas barreras se apunta el flujo de refugiados del conflicto sirio, unos 700.000, que se han desplazado a Jordania y que podrían tratar de penetrar en Cisjordania e Israel. Pero la segunda causa es cerrar la frontera de Israel y con ello enviar un mensaje al liderazgo palestino, que rechaza cualquier presencia israelí en el Valle del Jordán.

Israel acelera la construcción de una verja de separación en los Altos del Golán, en territorio sirio 

Netanyahu ha reiterado en múltiples ocasiones que Israel nunca se retirará por completo de esa franja en caso de un acuerdo de paz con los palestinos y esgrime consideraciones de seguridad, un enfoque que algunos analistas consideran anquilosado.

Por su parte, el portavoz presidencial palestino, Nabil Abu Rudeina, condenó las intenciones de Netanyahu de levantar la valla. "La Administración de Estados Unidos debe mandar un mensaje claro a Netanyahu para frenar este sinsentido", dijo Abu Rudaina en unas declaraciones difundidas por la agencia oficial palestina, Wafa. Se trata, según el portavoz, de un "paso preventivo" de Israel antes de la visita esta semana del secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

Fuentes oficiales palestinas que prefirieron no ser identificadas dijeron que la posición de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) es la de no aceptar contingentes militares israelíes en el valle, si bien no descartan que sean fuerzas internacionales las que controlen la zona.

Entretanto, se espera que el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, llegue a Israel el próximo martes, según apuntan medios locales, con el objetivo de hacer avanzar el proceso negociador. Kerry se desplazará a Jerusalén y Belén para mantener encuentros con líderes de ambas partes, y llega en un momento especialmente frágil para el proceso de paz, después de que algunos funcionarios palestinos llamaran el jueves a detener las conversaciones directas debido a que continúa la construcción en asentamientos.

drone

Un avión no tripulado militar israelí se ha estrellado este domingo en el norte de la Franja de Gaza. Más allá del hecho, palestinos e israelíes manejan versiones diferentes sobre la causa del derribo. El Ejército ha informado de que está investigando lo sucedido, pero atribuye el incidente a un fallo técnico. El vehículo sería un avión no tripulado tipo SkyLark empleado por una unidad de artillería destinada en la zona. Este es el único tipo de drone militar israelí ajeno a las Fuerzas Aéreas, ya que depende del Ejército de Tierra.

Por su parte, milicianos en Gaza se adjudicaron el derribo. Según la televisión Al-Aqsa y la agencia de noticias oficial del gobierno de Hamás en Gaza al-Rai, los milicianos habrían derribado el avión en pleno vuelo cuando se encontraba a unos 500 metros de la frontera noreste entre Gaza con Israel. Una fuente de seguridad del movimiento islamista, citada por los medios, aseveró, incluso, que los retos del aparato están en poder de milicianos de las Brigadas de Azedín Al-Kasem, brazo armado del grupo.

El SkyLark es el drone más pequeño en servicio en el Ejército israelí y es empleado por fuerzas terrestres para vigilancia táctica, generalmente para ofrecer una panorámica en tiempo real de una zona dada a comandantes de batallón o de brigada. Fuentes militares explicaron que en el momento de la caída el aparato recogía información en el norte de la franja de Gaza, donde en los últimos días se han producido enfrentamientos entre fuerzas israelíes y milicianos palestinos. El viernes, cuatro milicianos murieron y cinco soldados resultaron heridos en uno de esos choques.

Pionero en este campo, Israel es el país que más aviones sin piloto utiliza en su actividad militar, y en el último año se han producido al menos otros cinco casos de averías en los que el aparato cayó sobre el mar o tuvo que ser rescatado después de estrellarse. "Las misiones que realizan en los últimos años son múltiples y variadas, por lo que es normal que, a mayor uso, haya más accidentes de este tipo", dijo a Efe un oficial del Ejército.

Los drones israelíes sobrevuelan frecuentemente la Franja de Gaza pese al acuerdo de no agresión en vigor entre Israel y las milicias palestinas desde el fin de la ofensiva israelí de 2012 sobre el enclave en la que murieron 170 palestinos y seis israelíes.