Publicado: 01.08.2014 10:09 |Actualizado: 01.08.2014 10:09

Israel consuma una nueva matanza de palestinos en Gaza en plena tregua

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Este viernes debía entrar en vigor una tregua de tres días entre Israel y grupos milicianos palestinos en la Franja de Gaza, mientras se esperaba que negociadores viajaran a El Cairo para hablar de una solución a largo plazo. Pero unas dos horas después de que comenzara la tregua, tanques israelíes abrieron fuego en el área de Rafá, en el sur de Gaza, dejando al menos 70 muertos y 200 heridos. 

El parón de 72 horas, el intento más ambicioso hasta ahora de acabar con más de tres semanas de bombardeos, comenzó a las 8.00. hora local (7.00 hora española). La tregua fue anunciada en un comunicado conjunto del secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon .

Un cargo en el despacho del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Israel aceptó la propuesta de la ONU y de EEUU manteniendo, eso sí, sus tropas en la Franja. Un portavoz de Hamás, el grupo islamista dominante en Gaza, dijo que todas las facciones palestinas cumplirían la tregua. Hoy, ambas partes se han acusado mutuamente de ser culpables de haber roto la tregua temporal.

"La resistencia palestina respetó el alto el fuego y actuó en defensa propia", defiende Hamás

Según los vecinos de Rafá, aproximadamente una hora antes de que entrara en vigor el alto el fuego, a las 08.00 hora local (05.00 GMT), se produjo un enfrentamiento entre blindados israelíes y milicianos armados. Los residentes del sur de Gaza dijeron que los carros de combate y cazabombarderos israelíes bombardearon intensamente y que varios de sus proyectiles impactaron en un mercado público del centro de la ciudad, donde murieron decenas de personas y se registraron numerosos heridos.

Horas después, Israel anunció que uno de sus militares había sido capturado al sur de la Franja. Las autoridades castrenses lo han identificado como Hadar Goldin, un teniente de 23 años natural de Kfar Saba. El ejército israelí ha declarado además que en el mismo incidente han muerto dos soldados, con los que aumentaría a 63 la cifra de militares israelíes fallecidos desde el inicio de la ofensiva militar contra Gaza. Las Fuerzas Armadas israelíes cuentan con un protocolo tras las sospechas de captura o caída de soldados en manos enemigas, que incluye un peinado de la zona inmediatamente después de que se informe de esa eventualidad.

Un portavoz militar ha defendido que "durante el alto el fuego pactado desde las 08.00, soldados del Ejército israelí rastreaban la entrada de un túnel en la zona sur de la franja de Gaza cuando militantes de Hamás salieron del túnel y atacaron por sorpresa a nuestros soldados". Desde la invasión de Gaza por tierra éste sería el segundo caso de un soldado israelí apresado por milicias palestinas. El primero de ellos, cuya captura fue reclamada por el brazo armado de Hamás, las 'Brigadas de Azedím Al Kasam' el pasado 20 de julio, fue identificado como Orón Shaul.

En tanto, el portavoz de Hamás en Gaza, Sami Abu Zuhri, dijo en un comunicado de prensa que "la declaración de la ocupación israelí de que uno de sus soldados ha sido capturado tiene el objeto de confundir a la opinión pública y justificar la violación del alto el fuego humanitario". Fawzi Barhum, otro portavoz del movimiento islamista, acusó a Israel de haber violado el acuerdo y recalcó que "la resistencia palestina respetó los entendimientos sobre el alto el fuego y actuó de acuerdo al principio de defensa propia".

Netanyahu: "Israel dará todos los pasos necesarios contra aquellos que llaman a nuestra destrucción" 

Entretanto, en un comunicado el brazo armado del grupo, las "Brigadas de Azedín Al Kasem" señaló que fuerzas israelíes efectuaron una incursión en la ciudad a las dos de la madrugada, lo que en su opinión, "muestra las intenciones premeditadas del Ejército israelí de violar el alto el fuego y atacar a nuestro pueblo". "Después de esta violación, alrededor de las 07.00 de la mañana nuestros muyahidines se enfrentaron con las fuerzas terrestres que entraron en la parte este de la ciudad. Durante duros combates, lograron matar y herir a muchos soldados israelíes", reza el comunicado de la facción armada, que sin embargo, no hace referencia a ningún soldado capturado.

Lejos de tratar de frenar la escalada bélica, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, transmitió al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, que las milicias en la franja de Gaza pagarán las consecuencias de sus actos. "Israel dará todos los pasos necesarios contra aquellos que llaman a nuestra destrucción y cometen actos de terrorismo contra nuestros ciudadanos", le trasladó Netanyahu a Kerry, con quien habló esta tarde, según un comunicado de la Oficina del Primer Ministro.

Netanyahu añadió que pese al comunicado conjunto de Kerry con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sobre que Hamás y otras facciones armadas en Gaza había ofrecido garantías sobre el alto el fuego, las milicias palestinas han violado de forma deliberada el pacto. "Dos soldados israelíes han muerto y se sospecha que otro ha sido capturado. Esto ha tenido lugar después de que el alto el fuego entrara en vigor", denunció sin mencionar en ningún momento los bombardeos en Rafá.

El jefe del Gobierno israelí ha convocado para esta tarde una nueva reunión de su gabinete para analizar las ramificaciones de esta nueva situación, así como la marcha de la campaña militar en Gaza, que podría prolongarse en el tiempo y ampliarse en el espacio, en caso de que se confirmen las sospechas de la captura del soldado. Israel lanzó su ofensiva sobre la pequeña franja mediterránea el 8 de julio. Responsables gazatíes dicen que más de 1.500 palestinos, la mayoría civiles, han muerto desde entonces y más de 8.000 más han resultado heridos. Por el lado israelí han muerto 61 soldados y más de 400 han resultado heridos. Además, tres civiles israelíes han muerto por los cohetes lanzados por grupos palestinos.

Netanyahu afronta una intensa presión desde el exterior para frenar la ofensiva. EEUU y la ONU han urgido a ambas partes a parar los combates para permitir atender a la población. Israel ha ordenado a sus tropas que se centren en localizar y destruir la red de túneles en la Franja por medio de la cual Hamás se abastece y ha atacado las localidades y puestos militares en el sur del Estado judío.

Delegaciones de ambas partes van a viajar a El Cairo para entablar negociaciones por separado. Los intentos anteriores para conseguir una tregua habían fracasado y este, de momento, no se está cumpliendo. "Los egipcios han desempeñado un papel importante, los cataríes han desempeñado un papel esencial en ayudar a incorporar a las partes, los turcos han estado en contacto con todas partes. Esto ha sido un esfuerzo colectivo", valoró el jefe de asuntos políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, en la CNN.