Publicado: 16.07.2014 10:42 |Actualizado: 16.07.2014 10:42

Israel da un ultimátum a 100.000 palestinos para que abandonen sus casas en el norte de Gaza

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El Ejército israelí no está dispuesto a frenar sus ataques sobre Gaza. Prueba de ellos es que este miércoles lanzó un ultimátum a unos 100.000 palestinos del norte de Gaza y de dos barrios de la capital de la Franja para que abandonen sus casas "por su propia seguridad" ante la posibilidad de nuevos bombardeos en la zona.

Las zonas en las que se han distribuido estos mensajes, tanto por SMS, llamadas telefónicas y en las últimas horas panfletos, han sido Beit Lahia, en el norte del territorio palestino, y en los barrios de Shayaía y Zeitún, en Gaza capital.

El ultimátum del Ejército israelí expiró a las 8:00 hora local (07:00 horas en España). De acuerdo a medios locales, cerca de 80.000 palestinos han desoído las advertencias de Israel y permanecido en sus hogares: han preferido hacer caso a Hamás, que les ha pedido que se queden. "Por tu propia seguridad se te solicita que evacúes tu residencia inmediatamente y marches hacia la ciudad de Gaza en la mañana de este miércoles, 16 de julio de 2014 a las 8:00 AM", reza una de los panfletos distribuidos por el Ejército.

Una fuente militar informó de que desde la pasada medianoche el Ejército atacó 75 objetivos en Gaza. La noche del pasado sábado, miles de octavillas ya fueron lanzadas desde aparatos de la aviación israelí a la población de la zona norte sobre un inminente bombardeo contra objetivos relacionados con Hamás y el lanzamiento de cohetes. Cerca de 18.000 palestinos abandonaron sus hogares en Beit Lahia tras esos avisos, 4.000 de los cuales buscaron asilo en escuelas de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, que vieron sus instalaciones desbordadas.

En nueve días de operaciones Israel ha atacado aproximadamente 1.750 blancos

A diferencia de otros conflictos bélicos en la región, como en Siria o Irak, la población civil no involucrada en el conflicto armado en Gaza no tiene la posibilidad de abandonar por completo las zonas de combate o acudir a lugares seguros y habilitados para desplazados o refugiados. Ello se debe a que el enclave mediterráneo tiene sus dos únicas salidas al mundo, por Israel y Egipto, bloqueadas y limitadas exclusivamente a casos humanitarios.

Pese a que en los últimos días decenas de palestinos con doble nacionalidad han podido escapar de la Franja, la mayor parte de la población civil de Gaza, uno de los territorios más poblados del mundo, apenas puede desplazarse unos kilómetros de donde tienen lugar los bombardeos. Desde que el Ejecutivo israelí iniciara el pasado 8 de junio la ofensiva bélica Margen Protector, más de 200 palestinos han perdido la vida y 1.500 han resultado heridos.

Asimismo un civil israelí murió ayer por el impacto de un cohete cuando distribuida comida entre los soldados en el paso fronterizo de Erez, al norte de Gaza.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo anoche que Hamás no le "ha dejado otra opción que intensificar sus acciones" contra el movimiento islamista, aunque no aclaró de qué forma se ampliará la ofensiva militar en Gaza. En nueve días de operaciones Israel ha atacado aproximadamente 1.750 blancos, y desde el mediodía de ayer, cuando retomó los bombardeos tras un receso de 6 horas, un centenar de objetivos. La mitad de estos objetivos, asegura el Ejército israelí, lanzaderas de cohetes, mientras que los restantes fueron túneles, almacenes de armas e instalaciones para su manufactura, además de complejos militares.

Las milicias han disparado más de 1.260 cohetes desde Gaza en el transcurso del conflicto, 985 de los cuales alcanzaron el territorio israelí y 225 fueron interceptados por las baterías del sistema de defensa aéreo "Cúpula de Hierro", como cuatro disparados esta mañana contra el área metropolitana de Tel Aviv.