Público
Público

Israel dejará entrar en Gaza galletas, zumos y refrescos

La presión de EEUU fuerza un mínimo alivio del bloqueo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En respuesta a la presión ejercida por Estados Unidos, Israel autorizó ayer la entrada en la franja de Gaza de algunos alimentos que el Gobierno hebreo consideraba hasta ahora de lujo, como patatas fritas o refrescos, que habían estado prohibidos desde que Hamás se hizo con el control de Gaza en el verano de 2007.

La Administración de Estados Unidos ha venido diciendo en los últimos días que Israel debe levantar el bloqueo de Gaza que afecta a un millón y medio de palestinos, que no sólo prohíbe la entrada de numerosos alimentos, sino que también impide la circulación de medicinas y útiles sanitarios, según la Organización Mundial de la Salud.

La Autoridad Nacional Palestina de Ramala quiso atribuirse como victoria propia el cambio de normas decidido por Israel y explicó que también se permitirá la entrada de galletas, fruta envasada, especias, crema para el afeitado, dulces y hummus ya elaborado, así como zumos de fruta y algún que otro alimento más.

Israel justifica el bloqueo como un intento de evitar la entrada de armas, aunque no ha explicado qué relación hay entre las galletas o el zumo de frutas y las armas. Otros productos prohibidos sin que se haya dado una explicación satisfactoria son tejidos, ropas, material de oficina y material para los colegios, además de cemento y hierro.

El anuncio llega después del abordaje, la semana pasada, de varias embarcaciones, interceptadas por Israel en el Mediterráneo cuando se dirigían a Gaza con cargamentos de ayuda humanitaria. Israel abordó el Mavi Marmara en alta mar causando la muerte a nueve activistas y heridas a varias decenas, la mayoría turcos.

Esta acción suscitó una oleada de protestas internacionales que ahora parecen haberse traducido en una ampliación limitada de los productos que Israel permite entrar en Gaza, aunque algunos observadores indicaron que se trata de una ironía que a estas alturas se permita la circulación de patatas fritas y refrescos.

Fuentes oficiales israelíes niegan que haya una conexión entre el asalto a la Flotilla de la Libertad el 31 de mayo y el permiso que se da ahora para que puedan entrar en Gaza nuevos productos. Sin embargo, muchos sí ven una relación directa entre ambos hechos, principalmente a causa de la presión de Estados Unidos.

Mientras tanto, el primer ministro israelí, BinyaminNetanyahu, dijo ayer que su país está en contacto con Estados Unidos para determinar qué forma adopta la comisión de investigación que examinará el asalto del ejército israelí a la Flotilla de la Libertad. Washington es partidario de que esta comisión sea internacional y tenga algunas competencias que Israel no quiere atribuirle.

Netanyahu agregó que los militares que participaron en la operación sólo podrán ser interrogados por una comisión interna israelí que estará presidida por el ex general Guiora Eiland. Netanyahu se opone a que los soldados sean interrogados también por los miembros de cualquier otra comisión.