Público
Público

Israel detiene a dos árabes acusados de provocar el incendio

Los bomberos israelíes reconocen que el fuego está fuera de control

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía israelí ha detenido a dos árabes del pueblo de Isfiya, acusados de haber provocado el incendio que se declaró el jueves cerca de Haifa, al norte del país, y que causó la muerte a 41 personas. Los dos sospechosos son hermanos, tienen 16 años, y la policía dice que muy probablemente no obraron de manera intencional sino accidental.

Mientras tanto, las llamas prosiguen su marcha aprovechando la gran sequedad que hay en el ambiente, puesto que no ha llovido nada desde la pasada primavera. En algunos lugares las llamas se han extinguido mientras que en otros siguen avanzando sin que los numerosos aviones y bomberos que han llegado de otros países pudieran hacer nada. El mayor incendio de la historia de Israel ha alcanzado una reserva natural.

Una parte de los 17.000 israelíes que fueron evacuados en los últimos días regresaron a sus domicilios, pero hay otros muchos que siguen sin poder hacerlo porque el peligro es grande. La policía está vigilando de cerca las zonas evacuadas para impedir el saqueo que, a pesar de todo, se ha producido en algunos casos.

El jefe de los bomberos, Shimon Romeah, explicó que el fuego ha resurgido en algunos lugares donde parecía estar controlado y se ha extendido a zonas donde parecía imposible que fuera a llegar. 'En el estado actual estamos lejos de controlar el fuego. Nosotros no controlamos el fuego; el fuego nos controla a nosotros', dijo Romeah.

Cuatro hidroaviones españoles llegarán a las zonas incendiadas a lo largo del día de hoy, según la embajada de España en Tel Aviv. La huelga salvaje de los controladores aéreos impidió que llegaran antes.