Público
Público

Israel empieza a deportar a los activistas

Según la madre del periodista retenido, David Segarra, el Gobierno israelí no ha informado al consulado español desde dónde serán deportados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios centenares de activistas de la Flotilla de la libertad detenidos el lunes por el Ejército israelí ya han salido del centro de detención de Beer Sheva, al sur de Tel Aviv, y están siendo trasladados en autobuses a uno de los dos aeropuertos de la ciudad para su repatriación.

Así lo ha anunciado a Efe Cristina Soler, la madre del periodista valenciano David Segarra. Según la mujer, las autoridades españolas en Israel 'desconocen el aeropuerto al que están siendo trasladados, el avión que van a coger o el destino del vuelo'.

La madre de Segarra dijo que el Gobierno israelí ha sido 'canalla hasta el final', puesto que no ha entregado a los activistas a sus embajadas o consulados, sino que 'les han metido en autobuses sin informar de a qué aeropuerto los trasladan'.

Además, señaló que Israel 'ha impedido el acceso al cónsul español y a los demás cónsules' al centro de detención, y ha trasladado a los detenidos 'rodeados de una fuerte custodia policial'.

El Gobierno israelí no ha dado ninguna información sobre el aeropuerto al que los traslada El personal del consulado español se ha dividido entre los dos aeropuertos de la ciudad para poder recibir a los españoles Laura Arau, Manuel Tapial y David Segarra, intentar averiguar su destino y poder ponerles en contacto con sus familias.

 Sin embargo, la madre de Segarra ha indicado que 'no se sabe si, una vez en el aeropuerto, van a dejarles tener contacto con los representantes de sus países'.

'David está todavía en Israel, y esa es mi pesadilla, que no acabará hasta que salga de ese país', ha aseverado la madre del periodista valenciano, quien ha manifestado que el viaje de vuelta de su hijo 'cierra uno de los episodios más crueles protagonizados por Israel'.

En total, 200 activistas han sido trasladados a un aeropuerto de la capital, según un portavoz del Servicio Penitenciario, mientras que 123 activistas procedentes de países musulmanes han sido enviados a Jordania para su deportación. Los restantes serían liberados durante el día, dijo el portavoz.

Algunos de los que han llegado a Jordania han denunciado el trato que han sufrido por parte de las Fuerzas de Seguridad israelíes. Walid al-Tabtabai, político kuwaití dijo a la agencia Reuters que 'los israelíes nos amenazaron y humillaron a todos: mujeres, hombres y niños. Fueron arrogantes y crueles, pero nuestro mensaje ha llegado a todo el mundo. El bloqueo a Gaza es injusto y debe ser levantado de inmediato', dijo.

Izzeddine Zahrour, activista procedente de Argelia, explicó que las autoridades israelíes les habían privado de 'comida, agua y sueño y no nos dejaban ni ir al servicio. Ha sido un secuestro ilegal. Nos esposaron, golpearon u humillaron a todos', advirtió.

Otra chica argelina, que sólo se identificó con el nombre de Sabrina, dijo que los soldados israelíes 'cogieron a un niño de un año y le pusieron una pistola en la cabeza delante de sus padres, procedentes de Turquía, para obligar al capitán a que parara el barco'.

En medio del amplio malestar por la acción israelí, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidió una investigación imparcial de las muertes, y el primer ministro turco instó al inmediato levantamiento del embargo 'inhumano' sobre la Franja de Gaza.

Entre los 700 activistas detenidos cuando soldados israelíes capturaron el convoy de seis naves que se dirigía al bloqueado enclave palestino hay ciudadanos de 12 países musulmanes, estadounidenses, asiáticos y europeos, entre ellos dos políticos, el escritor sueco Henning Mankell y los tres españoles.