Público
Público

Israel exige lealtad al "Estado judío" a personas de otra fe

El proyecto de ley afecta sobre todo a los palestinos que optan a la nacionalidad israelí

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno israelí ha aprobado un proyecto de ley que exige un juramento de lealtad al país como 'Estado judío' a cualquier no judío que solicite la nacionalidad israelí, una medida que se dirige principalmente contra los palestinos de los territorios ocupados que contraen matrimonio con árabes del interior de Israel.

El proyecto, que apoyaron 22 ministros y al que se opusieron ocho, contó con el respaldo del primer ministro Binyamin Netanyahu y del titular de Exteriores, Avigdor Lieberman, quien ya se había pronunciado en este sentido durante la última campaña electoral. No hay duda de que se convertirá en ley muy pronto, pues hay una amplia mayoría que respalda la iniciativa en el Parlamento, que debe ahora aprobar la enmienda.

El juramento se requerirá a cualquier extranjero no judío que quiera obtener la nacionalidad, a quien se le exigirá explícitamente lealtad al 'Estado judío y democrático' de Israel. Netanyahu insistió en que Israel es un Estado democrático para todos sus habitantes, incluidos los no judíos, algo que cuestionan numerosas organizaciones de derechos humanos locales y extranjeras.

Artistas e intelectuales denuncian la conversión de Israel a un Estado 'fascista'

'El Gobierno de Israel obedece a Israel Es Nuestra Casa y a su doctrina fascista', dijo el diputado árabe Ahmed Tibi en alusión al partido de Lieberman que muchos consideran racista. 'Ningún otro Estado en el mundo forzaría a sus ciudadanos, o a aquellos que buscan la nacionalidad, a mostrar lealtad a una ideología', añadió.

Artistas, profesores e intelectuales judíos se manifestaron en Tel Aviv para protestar contra el proyecto de ley. El profesor Yaron Ezraji declaró que Israel se está convirtiendo en un Estado 'fascista'.

Por otra parte, el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que efectúa una gira por la región junto con su colega francés, Bernard Kouchner, manifestó que todas las partes en conflicto desean la paz. Moratinos se reunió con los dirigentes israelíes y mañana se reunirá con los palestinos.