Público
Público

Israel frena la llegada por aire de activistas pro Palestina

Detenidas decenas de personas que son devueltas a sus países de origen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A lo largo de la jornada llegaron al aeropuerto de Tel Aviv decenas de activistas europeos que durante la mañana se embarcaron en distintos vuelos procedentes de Europa con la intención de expresar en Israel su solidaridad con el pueblo palestino y condenar el bloqueo de la franja de Gaza.

Los activistas llegaron a pesar de que Israel solicitó con relativo éxito a las compañías aéreas que no permitieran embarcarse en Europa a muchos pasajeros. Sus nombres figuraban en una lista de 324 personas que habían elaborado los servicios secretos y la Policía israelí. A unos 200 de ellos se les prohibió embarcar en Europa, pero el resto pudo subir a los aviones.

La Policía israelí había pasado una lista de sospechosos a las aerolíneas

A la llegada al aeropuerto Ben Gurion fueron detenidos diez pasajeros de un vuelo de la compañía Easyjet y otros veinte de uno de Alitalia. Estos dos aviones fueron conducidos a una zona especial del aeropuerto donde la Policía interrogó a los detenidos.

Una suerte similar corrieron otras decenas de activistas. La Policía israelí dijo que la mayoría de los que aterrizaron en este país procedían de Francia, Bélgica y Reino Unido.

Por otro lado, aunque el Gobierno israelí había calificado a los activistas de 'gamberros' y 'anarquistas', no se produjeron incidentes destacables y los detenidos se comportaron con educación. Decenas de ellos fueron devueltos a sus países de origen en los mismos aparatos en los que habían llegado, mientras que otros permanecen en Israel a la espera de que se les encuentre una plaza para deportarlos.

Los españoles encerrados en la Embajada de Atenas mantienen el pulso

Un grupo de pacifistas israelíes llegó al aeropuerto a primera hora de la tarde con la intención de expresar su apoyo a los activistas europeos pero fueron expulsados. Poco después, otro grupo similar se manifestó pidiendo la liberación de la franja de Gaza y el cese del bloqueo israelí.

Entre los detenidos se encuentra Julio Rodríguez. 'Calculo que en la sala estaremos 45 detenidos hacinados. La mayoría son franceses. Incluso hay un franciscano italiano con hábito. Un matrimonio de USA lleva desde las 4 a.m. El aeropuerto está en estado de sitio. Por el momento no nos quitan el teléfono', contó en un mensaje de texto enviado a la prensa. Poco después las autoridades le obligaron a desconectar el teléfono.

Por otra parte, los cuatro activistas españoles de Rumbo a Gaza, que pretendían llegar a las costas de la Franja, siguen atrincherados desde el pasado martes en la Embajada de España en Atenas. Aseguraron en una comparecencia pública 'no entender' el silencio del Ejecutivo español ante una misiva 'tan simple y tan ajustada al Derecho' como es la liberación de su barco para que pueda navegar por aguas del Mediterráneo.

Además, las condiciones de seguridad de los siete miembros de la Flotilla que custodian el Gernika cada día empeoran. Denuncian el acoso que están recibiendo sobre todo, por parte de 'turistas defensores de la causa sionista' que se alojan en un hotel colindante.

De hecho, en la mañana un hombre que sostenía una llave inglesa y en actitud violenta se les acercó amenazante, aunque fue detenido por uno de sus acompañantes. 'Desde ese incidente, cada vez que se acerca alguien se genera la alarma', aseguraba Laura Arau, miembro de la Flotilla.

Por esta razón, Arau afirmaba también que 'es una prioridad trasladar el barco a un puerto más seguro', para lo que necesitan el permiso de las autoridades.

Ante esta situación, desde el gabinete de información de Rumbo a Gaza aseguran que responsabilizarán a 'las autoridades griegas y españolas ante cualquier cosa que les pueda suceder a los miembros de la Flotilla'.

Aunque ya han pedido protección a la Embajada de España y al Ministerio de Exteriores, no han recibido ningún tipo de respuesta. 'Esto cada vez es más un pulso contra nuestro Gobierno', aseguraba Arau.