Publicado: 03.08.2014 17:48 |Actualizado: 03.08.2014 17:48

Israel se moviliza para endosar a Hamás la responsabilidad de las masacres contra la población civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras matar a más de 1.800 palestinos, dos terceras partes de ellos civiles, con su ofensiva militar en la Franja de Gaza, Israel ya ha empezado a trabajar para evitar posibles acusaciones de crímenes de guerra en una eventual investigación internacional sobre la llamada operación Margen Protector.

El Ejército israelí ha creado un equipo cuya misión es recopilar información para exculpar a los militares y, ya de paso, endosar a Hamás la responsabilidad de los ataques a civiles. De ese modo, el equipo montado se centra en recabar pruebas, en particular vídeos y documentación en poder de la Fuerza Aérea, para intentar atestiguar que el movimiento islamista usa a la población de la Franja como escudo humano. Según el diario Haaretz, el grupo de militares está encabezado por el jefe de la Oficina de Planificación del Ejército israelí, Nimrod Sheffer, e incluye a miembros de la Fiscalía Militar, de la Comandancia Sur, de la División de Gaza y la Fuerza Aérea.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU acordó el pasado 23 de julio crear una comisión internacional para investigar las posibles violaciones cometidas durante la ofensiva israelí en Gaza, que comenzó quince días antes, tras aludir a que Israel podría haber cometido crímenes de guerra. El Gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu por su parte acusa a Hamás de lo mismo. Una Alta Comisionada de Naciones Unidas dejó claro que, tras uno de los ataques de Israel a una de las escuelas de la ONU en Gaza, el Ejército israelí "viola la ley humanitaria internacional". 

Una Alta Comisionada de la ONU acusa a Israel de "violar la ley humanitaria internacional"

Los militares hebreos argumentan que hay varios sucesos en los que murieron o resultaron heridos civiles en Gaza de los que no ha quedado claro qué parte es la responsable de los mismos. Asimismo ha rechazado las acusaciones de que las víctimas hayan sido por fuego israelí en varios casos, como una explosión en el campo de refugiados de Shati o en el hospital Shifa de Gaza. Israel estudia analizar asimismo la planificación de objetivos en el seno de la Fuerza Aérea, que incluyen cálculos de posible daños a edificios vecinos en los blancos de los ataques aéreos.

El periódico afín a Netanyahu, Israel Hayom informó del establecimiento del equipo el viernes y reveló que lo integrarán además funcionarios de los ministerios de Exteriores y Defensa. El nuevo equipo también presentará pruebas sobre la actuación de Hamás durante los combates tras la invasión terrestre de Gaza por parte de Israel. Estos trabajos preliminares se llevan a cabo en previsión de una posible investigación internacional como la que analizó la ofensiva de Israel en Gaza a principios de 2009, o el asalto israelí a una flotilla un año después cuando pretendía llegar a la costa de Gaza con ayuda humanitaria, y en el que murieron nueve activistas turcos.

La jurista israelí Talia Sasson, encargada de formular un documento a solicitud del Gobierno que censuraba la proliferación de enclaves judíos en Cisjordania la década pasada, subrayó que una vez acabada la campaña, Israel debería crear una comisión legal independiente. Invitada a un debate de expertos por el Canal 1 de la televisión israelí, Sasson recalcó que dicha comisión debería investigar desde el punto de vista legal la actuación de las tropas israelíes ante posibles acusaciones en foros internacionales. Y señaló que la comisión no debería incluir al Ejército israelí, parte implicada en el conflicto, sino a organizaciones legales y de derechos humanos que trabajan de forma independiente para esclarecer las alegaciones sobre violaciones de los derechos humanos.

Este domingo, el Ministerio de Sanidad en la Franja, cifró en 1.834 los palestinos asesinados por los bombardeos israelíes y en 9.500 los heridos. Su portavoz en Gaza, Ashraf al Qedra, dijo que durante la jornada han muerto al menos 71 palestinos en ataques de tanques y aviones israelíes sobre varios puntos del enclave costero. Y precisó que entre los fallecidos se cuentan una decena que perdieron la vida en un nuevo ataque aéreo israelí sobre una escuela regentada por la Agencia de la ONU para el Socorro a los Refugiados Palestinos (UNRWA) en la localidad de Rafah, al sur de la Franja, suceso que calificó de "verdadera masacre".

Ban califica de "ultraje moral" el último bombardeo contra una escuela de la UNRWA

El portavoz del movimiento islamista Hamás en Gaza, Sami Abu Zuhri, aseguró que Israel es plenamente responsable de los bombardeos sobre la escuela y recordó que se trata de la tercera masacre de semejantes características. "Se trata claramente de un crimen de guerra. Consideramos que (el secretario general de la ONU) Ban Ki-moon comparte este crimen con Israel por su silencio y porque llora por los soldados israelíes asesinos mientras ignora la sangre de civiles inocentes", afirmó. Portavoces del Ejército israelí dijeron no tener información del suceso en la escuela de la ONU y que este está siendo investigado, mientras la UNRWA aún no se ha pronunciado.

"Es un ultraje moral y un acto criminal", denunció por su parte el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en un comunicado de su portavoz, en el que se refirió al suceso como "otra grave violación de la ley humanitaria internacional". Ban subrayó que los refugios de la ONU deben ser zonas seguras y recordó que se "ha informado repetidamente a las Fuerzas Armadas de Israel de la ubicación de esas instalaciones". "Este ataque, junto a otras violaciones de la legislación internacional, debe ser investigado rápidamente y los responsables deben pagar por ello", defendió Ban.

Durante la actual ofensiva militar, proyectiles del Ejército israelí han alcanzado en al menos otras cinco ocasiones distintos complejos de la ONU, que sirven estos días para dar refugio a miles de familias, en varios casos ocasionando numerosas víctimas mortales. El último caso se dio el día 30 cuando quince palestinos murieron y medio centenar resultaron heridos en otro bombardeo en una escuela de la UNRWA en Yabalia, en el norte de Gaza, desatando una ola de condenas internacionales contra Israel.

Una semana antes, en otro ataque a otro de sus colegios, esta vez en Bet Hanún, murieron 17 personas, si bien en ese caso el Ejército israelí se desvinculó de sus consecuencias alegando que el cohete impactó en un patio de la escuela que estaba completamente vacío. Israel sostiene en otro caso que la explosión se debió a un cohete errático disparado por las milicias palestinas, y se ha quejado también a la UNRWA de que milicianos disparan desde sus centros o desde posiciones aledañas.

Proyectiles del Ejército israelí han alcanzado hasta en seis ocasiones complejos de Naciones Unidas 

Al Qedra explicó que otras nueve personas, todas miembros de la misma familia, murieron en otro bombardeo de la aviación israelí contra una vivienda en Rafah, población especialmente golpeada en los últimos dos días. Asimismo, añadió que otros cuatro familiares, incluido un menor, se encuentran entre las víctimas mortales provocadas por otro ataque aéreo contra una casa en la misma localidad, mientras que otros tres palestinos murieron en un bombardeo similar en el norte de Gaza. Fuentes sanitarias indicaron que otras seis personas murieron por el disparo de un aparato israelí contra un inmueble en el centro de la franja palestina. además, el grupo de derechos humanos con sede en Gaza Al-Mizan notificó en un comunicado que más de 10.000 viviendas han resultado dañadas por los intensos bombardeos en el transcurso de la campaña israelí.

De acuerdo con estimaciones de la ONU, en Gaza hay unos 450.000 refugiados y desplazados por la ofensiva israelí en curso. Residentes que han huido de Rafah relatan que los bombardeos por tierra y aire han alcanzado en las últimas horas del día a grupos de residentes que se encontraban sentados en las afueras de la ciudad, además de decenas de viviendas. Al Qedra informó de que desde el pasado viernes, cuando las tropas israelíes iniciaron sus operaciones en Rafah, más de 200 palestinos han muerto y 500 resultaron heridos, y añadió que uno de los principales hospitales de la población fronteriza con Egipto ha sido evacuado después de que la artillería israelí bombardeara amplias zonas aledañas.

El Ministerio de Sanidad en Gaza ha apelado a las organizaciones de salud internacionales para que intervengan urgentemente y ayuden a evacuar a centenares de heridos del nuevo Hospital Kuwaití, el único que permanece operativo en la ciudad, abarrotado de heridos y cadáveres que han de ser enterrados. Imágenes procedentes de Rafah muestran a decenas de cuerpos en el hospital que han tenido que ser introducidos en refrigeradores empleados generalmente para mantener frutas y verduras.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-la-onu-deberia-intervenir-en-el-conflicto-entre-israel-y-palestina