Publicado: 20.10.2015 12:12 |Actualizado: 20.10.2015 12:12

Israel obvia las críticas por
su desmedida respuesta a
los ataques de palestinos

Incluso EEUU, principal aliado israelí, muestra su desaprobación y reconoce que hay evidencias "de lo que podría considerarse un uso excesivo de la fuerza". Ban Ki-moon
llega a la zona para intentar rebajar la tensión. El Shin Bet arresta a Hasán Yusef, considerado uno de los principales líderes de Hamás en Cisjordania.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Soldados israelíes se preparan para disparar en la ciudad cisjordana de Hebrón. - EFE

Soldados israelíes se preparan para disparar en la ciudad cisjordana de Hebrón. - EFE

"Le rodeó medio centenar de israelíes para pegarle, huyó hacia la Policía y lo mataron", acusa Fadi Samir Alún, padre de un palestino muerto por siete disparos de la policía israelí, que le acusa de haber apuñalado a un adolescente de 15 años en un incidente que está siendo investigado.

Su caso ha sido uno de los más mediáticos y de mayor controversia en relación al "uso excesivo de la fuerza" de las autoridades israelíes sobre palestinos durante la actual espiral de violencia. Un vídeo difundido en las redes sociales muestra cómo el joven de 19 años escapaba de una multitud de judíos ultraortodoxos cuando apareció un vehículo policial y los agentes, en lugar de intentar detenerle, abrieron fuego sobre él.

"Le rodeó medio centenar de israelíes para pegarle, huyó hacia la Policía y lo mataron", denuncia el padre de un palestino muerto por disparos de la policía israelí

La dirigente palestina Hanan Ashraui, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, calificó esta semana las muertes de "ejecuciones extrajudiciales" y aseguró que Israel mantiene "una política de disparar a matar" contra los palestinos. "Da igual que tuvieran un cuchillo o no, no suponían una amenaza para ellos", afirmó en una acusación que ha sido respaldada por políticos, ONG y familiares sobre varios de los casos ocurridos desde que el 1 de octubre repuntara la violencia en la región, dejando hasta la fecha 44 palestinos muertos, 8 israelíes, un agresor árabe israelí y un eritreo, tiroteado por error por un guarda de seguridad israelí y que, una vez en el suelo aún herido, fue linchado brutalmente.



En 20 días se han cometido más de una treintena de ataques, en su inmensa mayoría con cuchillos, de palestinos contra israelíes que han elevado la tensión y recibido controvertidas respuestas por parte de la Policía y el Ejército israelíes. El último suceso se ha producido en la mañana de este martes. Otro palestino ha muerto tiroteado por soldados israelíes tras intentar apuñalar con un cuchillo a un uniformado en el distrito cisjordano de Hebrón. El presunto atacante fue entregado a la Media Luna Roja en estado grave y falleció poco después, según el portavoz del Ministerio palestino de Sanidad, Mohamed Awawda. 

Israel defiende la "legitimidad" de su respuesta y apunta que deben ser contundentes en una crisis como la actual. "Esperamos que todo observador imparcial vea que Israel usa exactamente el tipo y cantidad de fuerza legítima que cualquier gobierno o municipalidad y sus fuerzas policiales usarían si tuvieran a gente empuñando cuchillos y hachas tratando de matar a gente en las calles", defendió recientemente el primer ministro del país, Benjamín Netanyahu.

El Gobierno de Israel defiende la "legitimidad" de su respuesta: "Las acusaciones son un insulto a la inteligencia"

Su ministro de Infraestructuras, Yuval Steinitz, considera que "las acusaciones son un insulto a la inteligencia. Está claro que si te intentan matar tienes que neutralizarlo plenamente". Una posición que respalda el portavoz de la Policía israelí, Micky Rosenfeld, ante la existencia de "ataques y escenarios diferentes" frente a los que los efectivos "deben adaptarse". Pero hasta el principal aliado de Israel, EEUU, mostró su desaprobación a través de John Kirby, portavoz del Departamento de Estado, que aseguró que existen informes "de lo que podría considerarse un uso excesivo de la fuerza" ante los ataques.

Las autoridades palestinas están recopilando pruebas para presentar casos ante la Corte Penal Internacional y han invitado al relator especial de la ONU para ejecuciones extrajudiciales, Christof Hayns, a visitar la región e iniciar una investigación sobre "los crímenes patrocinados por el Estado de Israel", anunció la semana pasada Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (0LP). ONG israelíes como Paz Ahora, Adalah, Asociación por los Derechos Civiles, palestinas como el Centro de Derechos Humanos o internacionales como Amnistía Internacional o Human Rights Watch han criticado también en todo o en parte la respuesta israelí.

Algunos vídeos difundidos por las redes sociales muestran claramente violentos ataques atribuidos a palestinos, pero otros han generado dudas sobre la intención de los presuntos agresores y la reacción de las fuerzas armadas israelíes. Una de esas grabaciones muestra cómo la policía rodea y dispara varias veces a una palestina que portaba un cuchillo y había intentado apuñalar a un soldado israelí, pero que cuando fue abatida a disparos no parecía una amenaza para los presentes.

"Él no tiraba piedras como dicen. Pero, aunque lo hubiera hecho, ¿eso da derecho a que le disparen en el corazón?", se lamenta la madre de un joven de 13 años muerto por un disparo

La familia de Abed al Raham, adolescente de 13 años muerto de un disparo en el pecho por soldados israelíes cuando regresaba de la escuela durante unos disturbios en Belén, también han denunciado un uso abusivo de la fuerza. "Él no tiraba piedras como dicen. Pero, aunque lo hubiera hecho, ¿eso da derecho a que le disparen en el corazón?", preguntaba rota en lágrimas su madre durante el funeral en declaraciones a la agencia Efe.

Las autoridades israelíes "han hecho llamamientos específicos para 'disparar a matar' por lo que las vidas de los palestinos que cometen los ataques se pierden, incluso cuando ya no son una amenaza", denuncia la organización israelí de derechos humanos Betselem, destacando el alto número de muertos y heridos "por el uso excesivo de la fuerza empleada para sofocar las manifestaciones".

Visita de Ban Ki-moon y detención de un líder de Hamás

En medio de la espiral de violencia, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha llegado a la zona para reunirse con los líderes de Israel y Palestina. Según una fuente israelí, se trata de una corta visita de dos días en los que Ban intentará "rebajar la tensión" después de casi tres semanas de violencia. "Suficiente, es suficiente. Dejemos de hipotecar el futuro de ambos pueblos y de la región", dijo el secretario general en un de vídeo a israelíes y palestinos que fue grabado en Bratislava, donde se encontraba para un acto conmemorativo del 70 aniversario de la ONU.

Hasán Yusef es padre de Mosab Yusef, también conocido como el 'Príncipe Verde' por haber trabajado como espía israelí traicionando al grupo islamista durante años 

Por otro lado, Las Fuerzas de Defensa de Israel y el servicio de Inteligencia interior israelí, el Shin Bet, han arrestado este martes por la mañana en Cisjordania a Hasán Yusef, dirigente del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y padre de Mosab Yusef, también conocido como el 'Príncipe Verde' por haber trabajado como espía israelí traicionando al grupo islamista durante años.

Hasán Yusef, que repudió a su hijo cuando le confesó que había sido un espía al servicio de Israel, ha sido detenido a primera hora de la mañana en una redada en su domicilio en la localidad de Beitunia, al suroeste de Ramala, según ha informado el diario The Jerusalem Post. De 60 años de edad, Yusef está considerado como uno de los principales líderes de Hamás en Cisjordania y ya ha sido arrestado y ha estado encarcelado en anteriores ocasiones.