Público
Público

Israel paraliza la entrega de más de 100 millones en impuestos a Palestina

La medida del Gobierno de Netanyahu es en represalia por su solicitud de adhesión al Tribunal Penal Internacional (TPI)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un niño palestino tira una piedra a policías israelíes durante una protesta. REUTERS/Abed Omar Qusini

JERUSALÉN.- El Gobierno israelí ha paralizado la transferencia de más de 500.000 shekels (unos 106 millones de euros) a la Autoridad Palestina en represalia por su solicitud de adhesión al Tribunal Penal Internacional (TPI), informa el diario israelí Haaretz.

Este dinero había sido recaudado por Israel en concepto de impuestos generados en los territorios ocupados palestinos para luego ser transferidos con carácter mensual a las autoridades palestinas conforme a lo pactado en los Acuerdos de Oslo.

La decisión fue tomada el pasado jueves por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, por lo que es efectiva desde el pasado mes de diciembre, mes al que corresponden estos 500.000 shekels.

Este mismo sábado, el Gobierno israelí ha revelado que está tanteando posibles fórmulas para denunciar a los dirigentes palestinos en terceros países, como Estados Unidos, en respuesta a la decisión de los palestinos de suscribir el Estatuto de Roma, por el que se da competencias al TPI para investigar crímenes en los territorios palestinos.

Un responsable israelí ha indicado en declaraciones a la agencia Reuters que los palestinos "deberían tener miedo a las iniciativas legales". "Israel está sopesando las posibilidades de una causa judicial a gran escala en Estados Unidos y otros lugares" contra el presidente palestino, Mahmud Abbas, y otros responsables.

Probablemente esta intención se plasmaría a través de iniciativas legales promovidas por grupos no gubernamentales y organizaciones proisraelíes, ha explicado un segundo responsable israelí. En concreto, Israel podría denunciar a los dirigentes de la Autoridad Nacional Palestina por colaborar con el grupo islamista Hamás, que controla la Franja de Gaza, mediante el acuerdo de gobierno de coalición suscrito el pasado mes de abril.

"Hamás perpetra crímenes de guerra, dispara contra civiles desde zonas pobladas por civiles", indican las fuentes israelíes, en referencia al lanzamiento de cohetes desde territorio gazací. En la última guerra abierta entre ambos bandos. El pasado verano murieron más de 2.100 palestinos, la mayoría civiles, y 20.000 viviendas quedaron destrozadas en Gaza. Por la parte israelí, 67 soldados y seis civiles murieron.

Los palestinos presentaron el viernes en la sede de la ONU en Nueva York los documentos necesarios para la adhesión al Estatuto de Roma con la intención declarada de lograr "justicia para todas víctimas asesinadas por Israel, la potencia ocupante". Palestina fue reconocida como Estado por la Asamblea General de la ONU en 2012, por lo que ya puede solicitar su adhesión a tratados como el Estatuto de Roma.

Las iniciativas diplomáticas palestinas han sido muy criticadas por Israel y también por Estados Unidos, principal valedor del Estado judío en el ámbito internacional. Washington apoya un estado palestino, pero siempre tras un acuerdo de paz negociado con Israel.

Además, presta anualmente ayuda a la Autoridad Palestina por valor de unos 400 millones de dólares, un apoyo que podría verse cercenado según las leyes estadounidenses si se demuestra la Autoridad Palestina ha utilizado esta financiación para impulsar denuncias contra Israel en el TPI.