Público
Público

Israel prueba un sistema anticohetes Qasam

El dispositivo Cúpula de hierro puede bloquear los ataques lanzados por milicianos palestinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel ha desarrollado un sistema de misiles avanzado, denominado Cúpula de hierro, efectivo contra los cohetes que se disparan desde corta y media distancia, pero que muy probablemente no podrá desplegarse en los lugares donde son más necesarios debido a su elevado coste.

Financiado generosamente por Estados Unidos, el nuevo misil ya ha sido probado con éxito esta semana y, según los expertos, sería ideal para neutralizar los cohetes Qasam que las milicias palestinas disparan de vez en cuando desde la Franja de Gaza contra la zona de Sderot, en el Neguev.

El elevado coste del sistema podría limitar su uso a zonas sensibles

Las primeras baterías, que fabrica la empresa Rafael, estarán listas a finales de año, pero lo más probable es que sólo se desplieguen en bases militares, cerca de posiciones sensibles, como el reactor nuclear de Dimona, que está en el desierto del Neguev y no junto a la Franja de Gaza ni cerca de Líbano, desde donde las milicias de Hizbolá dispararon cientos de cohetes durante el último conflicto en esa región. Los militares no descartan que, en caso de que se produzca una escalada repentina y sean necesarios, los cohetes salgan de las bases para desplegarse en áreas densamente pobladas.

Los expertos subrayan que la solución que se ha encontrado para detener los cohetes no es viable por razones económicas. Concretamente, cada uno de los misiles desarrollados por Rafael tiene un coste de 50.000 dólares, mientras que cada cohete Qasam que fabrican los palestinos de manera rudimentaria cuesta sólo 100 dólares.

EEUU ha concedido una ayuda de 250 millones de dólares para este sistema

En el caso de una lluvia de cohetes, los misiles son capaces de detectar qué cohetes se dirigen a zonas pobladas y qué cohetes se dirigen a áreas no pobladas. Una vez establecida la diferencia, los misiles interceptan los cohetes que son peligrosos e ignoran los que no presentan ningún peligro porque se dirigen a zonas despobladas.

El sistema Cúpula de hierro sólo es eficaz contra cohetes con un radio de acción de corta o media distancia, concretamente de hasta 70 kilómetros. Su eficacia se ha probado con cohetes Qasam y con cohetes Grad, que los milicianos libaneses dispararon durante el último conflicto. También se ha probado con éxito contra granadas de mortero de 120 milímetros, cuyo alcance es de cuatro kilómetros.

Recientemente, la Administración de Barack Obama ha aprobado una ayuda a Israel por valor de 250 millones de dólares que servirá para financiar la fabricación de nueve baterías. No obstante, también será necesario que Washington dedique otras partidas para los complejos sistemas de radar que requiere Cúpula de hierro.