Público
Público

Israel recibe ayuda exterior para frenar su peor incendio

El fuego en el Monte Carmelo provoca 42 muertos e inmensos daños materiales 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La comunidad internacional ha multiplicado sus esfuerzos para ayudar a Israel a sofocar el incendio forestal de grandes proporciones que se declaró el jueves en el macizo del Monte Carmelo, junto a la ciudad de Haifa, en el norte del país, y desde entonces ha causado la muerte a 42 personas y cuantiosos daños materiales.

El primer ministro Binyamin Netanyahu, que ayer reunió al Gabinete para estudiar la situación y sobrevoló en helicóptero la zona afectada, afirmó que se trata de la peor catástrofe natural que ha sufrido el país desde su fundación en 1948 y ha reconocido que se carece de los medios adecuados para hacerle frente.

Netanyahu agradeció la ayuda ya recibida y la ayuda adicional que han prometido otros países y que se encuentra en camino. Los medios de comunicación hebreos no paran de destacar la importancia de la ayuda internacional y, con cierta sorpresa, la ponen como ejemplo de que Israel todavía tiene amigos en el mundo.

Los primeros hidroaviones en llegar, ayer por la mañana, los enviaron los países más próximos a Israel, como Chipre y Grecia. Simultáneamente llegó un aparato de lucha contra incendios que Reino Unido tiene destinado en la gran base militar que posee al sur de Chipre.

Entre los países que ayudan a Israel se encuentra Turquía, que mantiene unas tensas y enrarecidas relaciones con el Estado judío desde que la marina israelí abatió a nueve ciudadanos turcos que viajaban hacia la Franja de Gaza con ayuda humanitaria a bordo de la Flotilla de la Libertad en junio pasado.

Por primera vez desde su victoria electoral de hace más de año y medio, Netanyahu conversó ayer con su homólogo turco Tayyip Erdogan.

Entre los numerosos países que ya han enviado o van a enviar ayuda, más de dieciséis en total, se encuentran Estados Unidos, Egipto, Jordania, Francia, Rusia, Rumanía, Croacia y España. La embajada española en Tel Aviv confirmó ayer que la ayuda procedente de la península probablemente llegará a su destino a lo largo del día de hoy.

Según la policía israelí, todavía no se sabe si el origen del incendio, que se declaró en un vertedero pirata, fue accidental o intencionado. Sin aportar ninguna prueba, algunos medios locales sugieren que pudo ser deliberado y lo habría causado un árabe-israelí.

Cuarenta de las víctimas mortales eran jóvenes guardias de prisiones, mujeres y hombres cadetes que estaban adiestrándose en el oficio y que el jueves viajaban en un autocar con destino a la cárcel de Damon para evacuar a los presos y fueron engullidos por las enormes llamaradas.

La devastación y los daños materiales son considerables y afectan a varias localidades de la zona. Al menos 17.000 personas han sido evacuadas de 14 localidades y los residentes de Haifa han recibido instrucciones para mantener cerradas las ventanas de sus domicilios.