Público
Público

Israel intenta recomponer sus relaciones con Egipto

Un general israelí viaja a El Cairo para entrevistarse con los jefes del Consejo Supremo del Ejército. Manifestaciones ante la embajada del Estado judío

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel se está empleando a fondo para evitar el deterioro de sus relaciones con Egipto y está enviando continuamente a El Cairo señales en ese sentido. El primer ministro, Binyamín Netanyahu, no quiere que ocurra lo mismo que sucedió con Turquía a raíz del asalto al Mavi Marmara de la Flotilla de la Libertad, hace más de un año. Desde entonces, las relaciones entre estos países se han envenenado.

Israel 'ha dejado claro que nuestro objetivo es preservar las relaciones estratégicas que mantenemos con Egipto por el bien común', afirmaron a Público fuentes diplomáticas israelíes. 'Y así lo hemos transmitido con la declaración del ministro de Defensa, Ehud Barak, de que en ningún momento quisimos hacer daño a los soldados egipcios en el Sinaí, y con la invitación al Ejército egipcio para que participe en una investigación conjunta sobre lo sucedido el jueves'.

Dirigentes políticos egipcios protestan por la muerte de cinco militares en el Sinaí

El diario Al Ahram dijo que llegó a El Cairo un general israelí para reunirse con altos militares de ese país, incluidos miembros del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, con el objetivo de 'contener la crisis', pues los israelíes no se esperaban una reacción tan rotunda de su vecino del sur.

El portavoz de la Oficina del primer ministro israelí, Mark Regev, no quiso comentar anoche la información que publicaron las páginas digitales de varios medios egipcios en ese sentido, pero tampoco la desmintió. 'Ni lo comento ni lo confirmo', sentenció Regev lacónicamente.

En la noche del jueves, el Ejército israelí mató a cinco militares egipcios cerca de la frontera entre los dos países en la península del Sinaí, pero en el interior de Egipto. Israel dijo que sus soldados perseguían a los miembros de un comando que poco antes abatió a ocho israelíes en la carretera que une Bersheba con Eilat, en el sur del país.

Israel y Hamás acuerdan un nuevo alto el fuego pero siguen los ataques

El incidente ha suscitado una cascada de condenas en Egipto. Varios políticos que probablemente se presentarán en las próximas elecciones presidenciales se han expresado con dureza sobre Israel, y los Hermanos Musulmanes han dicho que hay que revisar los acuerdos de Camp David de 1979 entre los dos países.

Ahmed Shahat, un joven de 23 años, se ha convertido en héroe de la noche a la mañana porque en la madrugada  escaló los 13 pisos de la Embajada de Israel en El Cairo para retirar la bandera que ondeaba en el mástil y colocar en su lugar otra egipcia. La Embajada de Israel en Egipto se ha convertido en el centro de las protestas contra el Estado judío.

El Ejército hace en Hebrón la mayor redada de palestinos en ocho años

Por otra parte, Israel y Hamas acordaron anoche un nuevo alto el fuego en Gaza después de tres días de continuos ataques. El acuerdo fue posible gracias a la mediación de Egipto, aunque algunas milicias lo rechazaron, y muestra que Israel no tiene interés en un deterioro de la situación en estas circunstancias, más que nada porque existe un riesgo evidente de que las relaciones con Egipto salten por los aires.

Sin embargo, durante la jornada se mantuvo la tensión entre Gaza e Israel. Los cazas israelíes siguieron bombardeando objetivos en el interior de la Franja, mientras las milicias palestinas disparaban cohetes contra Israel. Veintitrés israelíes, entre civiles y militares, estaban ingresados anoche en varios hospitales con heridas de distinta consideración que les ha causado la lluvia de cohetes.

Desde el incidente del jueves en el Sinaí, las milicias han disparado más de un centenar de proyectiles y granadas de mortero. Un cohete Grad que cayó en la ciudad de Bersheba en la noche del sábado se cobró la vida de una persona. Por otra parte, en los bombardeos de la Aviación israelí contra objetivos de Hamás en zonas densamente pobladas hubo varios heridos civiles, incluidos algunos niños.

Además, más de 50 palestinos, muchos de ellos personalidades y familiares vinculados a Hamás, eran arrestados por el Ejército israelí en la mayor redada en la zona de Hebrón desde 2003, informó Efe. Entre los detenidos figuran el parlamentario Mohamed Abú Deishe e hijos de líderes de Hamás.