Público
Público

Israel teme una ola de denuncias ante la CPI por Palestina

Como Estado observador podría acudir a la Corte Penal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Exteriores israelí ha enviado esta semana a todos sus embajadores en el mundo un 'telegrama clasificado' en el que expresa su preocupación y temor ante la posibilidad de que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) denuncie a Israel ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya por crímenes de guerra y contra la humanidad.

La existencia y el contenido del telegrama fueron desvelados ayer por el periódico Maariv y refleja el creciente nerviosismo que existe en el Estado judío ante la posibilidad de que los palestinos logren un estatuto de 'Estado observador' en la ONU, ya que el estatuto de Estado permanente no lo conseguirán ante el anunciado veto de Washington en el Consejo de Seguridad.

Alemania y EEUU colaboran con Israel para evitar el reconocimiento

La CPI sólo puede ejercer su jurisdicción cuando el acusado es ciudadano de un Estado miembro, algo que hasta ahora no ocurre con la entidad palestina. La Haya también puede actuar cuando los sistemas judiciales nacionales no han querido o no han podido investigar y juzgar los casos que se han denunciado en sus tribunales.

Pero si la ONU reconociera a un Estado palestino, incluso aunque fuera simplemente con el estatuto de observador, esta circunstancia permitiría a ciudadanos palestinos acudir a la CPI con denuncias de todo tipo.

Israel, no obstante, está trabajando paralelamente con la asistencia de Estados Unidos y de Alemania para evitar esta posibilidad. El Gobierno israelí pretende que el presidente de la ANP, Mahmud Abás, renuncie explícitamente a denunciar a Israel ante esa Corte a cambio de obtener el estatuto de Estado observador.

Palestina podría denunciar a la Corte Internacional el aumento de colonias

De hecho, ahora mismo existe cierta confusión en cuanto al alcance de la petición que los palestinos formularán a las Naciones Unidas en los próximos días, y que el presidente Abás defenderá en la Asamblea General. Si la iniciativa se lleva adelante, la votación de la Asamblea podría producirse los días 27 de septiembre o 4 de octubre, y cuenta con casi todas las posibilidades de prosperar.

Israel también está preocupada porque los palestinos, en la hipotética posición de Estado observador de la ONU, podrían denunciar a Israel en otros muchos foros internacionales 'por distintos asuntos', señala el rotativo. Estos motivos incluyen el de la expansión de sus colonias en los territorios ocupados, que está catalogada como crimen de guerra por la Cuarta Convención de Ginebra, o el asalto a la Flotilla de la Libertad en 2010.

'El asunto de los asentamientos es un claro ejemplo', considera el profesor Robie Sabel, un experto israelí en legislación internacional que anteriormente asesoró al Ministerio de Exteriores. 'En teoría se puede decir que estamos hablando de un crimen de guerra, que Israel no está investigando, y ante el que no está llevando a sus responsables ante la Justicia. En esta situación, la CPI podría implicarse e investigar', apunta Sabel.

Otros expertos aseguran que los palestinos podrían llevar ante la Corte con sede en la Haya cuestiones anteriores a 2002, cuando se estableció la CPI, con lo que las posibilidades de denunciar se incrementarían de una manera exponencial.