Publicado: 20.07.2014 14:25 |Actualizado: 20.07.2014 14:25

Israel trata de lavar su imagen atendiendo a los heridos por su bombardeo en Shayahía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ha lanzado un duro bombardeo para aniquilar a un líder de Hamás, pero en lugar de al islamista, Israel ha matado a 50 civiles, entre ellos 17 niños, 14 mujeres, cuatro ancianos y un periodista palestino. Las bombas han dejado, además, 210 heridos, y han obligado a miles de palestinos a abandonar sus hogares.

Ante el aumento de la cifra oficial de muertos tras el ataque aéreo al barrio de Shayaía , en el este de la ciudad de Gaza, el Ejército israelí ha anunciado que pondra en marcha este domingo un hospital de campaña en la frontera para atender a heridos que sus bombas han generado, según informaron la Fuerzas Armadas en un comunicado.

"El hospital será establecido en el paso fronterizo de Erez (norte de la franja) para ofrecer asistencia médica y tratamiento humanitario a los palestinos de Gaza", señala la nota de prensa. El hospital será abierto a partir de las 20.00 hora locale incluirá "una clínica de emergencia, servicio pediátrico y de ginecología, una sala de parto y de internamiento".

"El equipo estará compuesto por doctores, enfermeras, técnicos de rayos X y técnicos de laboratorio", prosigue la nota.

El jefe del Estado Mayor del Ejército, general Beni Gantz, autorizó la puesta en marcha del hospital por recomendación del coordinador para las actividades del Ejército frente a las autoridades y la población palestina.

Pocas horas antes y tras rechazarlo en un primer momento, Israel accedió a establecer un alto el fuego humanitario para que se evacuara a las víctimas del ataque, que es el que más víctimas ha provocado desde que comenzara la operación militar Margen Protector el pasado 8 de julio. Sin embargo, ni siquiera una hora después, el Ejército hebreo ha acusado a Hamás de romper esa tregua y disparar cohetes contra territorio israelí.

"Una vez más Hamás rompe el cese del fuego. En esta ocasión, alcanzado con la mediación de la Cruz Roja para un receso humanitario. Las Fuerzas de Defensa israelíes están respondiendo", señaló el portavoz militar Peter Lerner en un comunicado, justificando la reanudación de los ataques sobre Gaza.

A lo largo de la jornada de ayer, sábado, Israel autorizó la entrada de cien toneladas de medicamentos y equipos médicos en la franja para paliar la grave crisis y hoy ha abierto un corredor humanitario de dos horas para que la Media Luna Roja pueda recoger a los heridos en ese barrio.