Publicado: 04.08.2014 10:16 |Actualizado: 04.08.2014 10:16

Israel viola su propia tregua unilateral y ataca dos campos de refugiados en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una niña palestina de 8 años murió y otras 30 personas resultaron heridas en un ataque israelí en el campo de refugiados de Shati, en la ciudad de Gaza, poco después de entrar en vigor una tregua humanitaria que Israel había anunciado, según informó un portavoz palestino. El número de palestinos fallecidos durante la jornada en Gaza ascendió a 50, informaron fuentes sanitarias de la Franja. 

Según el ministerio de Sanidad en Gaza, 18 palestinos fallecieron en ataques del Ejército israelí en distintos puntos de la franja, a los que se suman 32 cadáveres que fueron rescatados de entre los escombros de inmuebles destruidos en los bombardeos. Con estas cifras ascienden a 1.865 los fallecidos y 9.400 los heridos, en su mayoría civiles, desde el inicio de la ofensiva israelí Margen Protector, el pasado 8 de julio.

Durante el tiempo de supuesta tregua, la población de la Franja ha salido a las calles y muchos han aprovechado para visitar hospitales o buscar a sus seres queridos y familiares desaparecidos. Los residentes relataron, no obstante, que los bombardeos israelíes no han cesado por completo. Una portavoz del Ejército israelí confirmó que, acabada la tregua, la aviación israelí había lanzado al menos 15 ataques, aunque no precisó cuáles fueron los blancos o en qué zonas se registraron.

El alto el fuego fue declarado de forma unilateral por Israel para permitir a la población de la franja aprovisionarse y regresar a sus hogares, días después de las condenas internacionales por los ataques a las escuelas de la UNRWA en Gaza. El dirigente de Hamás, Musa Abu Marzoq, que se encuentra en El Cairo para las negociaciones de un alto el fuego que gestiona el Gobierno egipcio, instó hoy a la población de Gaza a "no confiar en la tregua que ha declarado Israel". "El alto el fuego unilateral es un intento de Israel de desviar la atención de sus masacres", dijo por su parte Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamás en Gaza.

En el que sería el séptimo alto el fuego desde el 8 de julio, la milicias palestinas han lanzado también al menos 64 cohetes contra territorio israelí sin causar víctimas. Sin confirmar aún los dos ataques de esta mañana, una portavoz militar señaló a Efe que Israel advirtió que respondería "si los grupos armados en Gaza aprovechaban el alto el fuego para causar daño a civiles o soldados israelíes".

"La ventana humanitaria no será aplicable en aquellas áreas en las que actualmente está actuando el Ejército", dice un parte militar en referencia al sur de la franja, única zona donde aún quedan soldados de infantería y blindados. La "ventana humanitaria" se produce después de un mortífero ataque a una escuela de la UNRWA en el sur de Gaza que ayer causó nueve muertos y decenas de heridos, y mientras en Egipto siguen las negociaciones con las milicias palestinas para un acuerdo de alto el fuego después de casi un mes de enfrentamientos armados.

Esta mañana, en la misma zona, un avión militar israelí atacó a un militante palestino que circulaba en motocicleta por la ciudad de Rafah. "El blanco ha sido alcanzado", dijeron las fuentes, que no pudieron constatar su estado después del ataque ni confirmar su identidad. Otro dirigente de ese grupo fue atacado desde el aire esta madrugada en el campo de refugiados de Yabalia.

"El Ejército responderá a cualquier intento de aprovechar esta ventana humanitaria para causar daño a civiles o soldados israelíes", advierten Se trata en este caso de Danian Mansour, comandante en el este de la franja de las fuerzas de la Yihad y responsable de calibrar los cohetes disparados hacia Israel desde esa zona, según el servicio secreto israelí. Las fuentes consultadas en Gaza no han podido confirmar si Mansour resultó herido o murió en el ataque.

Al menos diez palestinos murieron en diversas partes de Gaza en los últimos bombardeos israelíes, lo que eleva el recuento de muertos en la franja desde el 8 de julio a 1.834 y los heridos a más de 9.500. Según las fuentes palestinas, en las últimas veinticuatro horas el Ejército israelí, que ayer se retiró de la mayor parte de Gaza, ha atacado un centenar de blancos en Gaza. Por su parte, las milicias palestinas han disparado una docena de cohetes contra el territorio israelí desde primera hora de la mañana.

"El Ejército responderá a cualquier intento de aprovechar esta ventana humanitaria para causar daño a civiles o soldados israelíes", advierte la nota militar. Los ataques continúan mientras en Egipto una delegación palestina encabezada por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e integrada por representantes de los principales grupos armados acude a una reunión para discutir un alto el fuego.

Las facciones palestinas consensuaron un documento con sus principales reivindicaciones en un primer encuentro ayer en la capital egipcia. Posteriormente, en otra reunión en la que participaron los servicios secretos egipcios, los mediadores recibieron el texto con la intención de hacerlo llegar a las partes israelí y estadounidense. Israel, que sólo ve a Egipto como referente en el diálogo con los grupos palestinos armados, no se ha sumado por ahora a las negociaciones y espera recibir el documento antes de tomar una decisión sobre sus próximos pasos.