Publicado: 18.06.2014 12:43 |Actualizado: 18.06.2014 12:43

Israel vuelve a detener a 51 palestinos liberados en un intercambio en 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel ha vuelto a arrestar a 51 palestinos liberados en un intercambio hace apenas tres años, según ha informado el Ejército hebreo en el sexto día de la operación abierta tras la desaparición de tres jóvenes israelíes en Cisjordania.

Tel Aviv ha acusado, sin aportar pruebas aún, a Hamás del secuestro de los estudiantes, que desaparecieron el jueves cuando hacían autostop desde un asentamiento judío en la ciudad de Hebrón. Hasta ahora no se han tenido noticias de ellos. Algunos grupos del entorno yihadista han asumido el secuestro, pero Israel no ha dado credibilidad a sus reivindicaciones e insiste en que es obra de Hamás y culpa de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por haber formado a principios de junio un gobierno de unidad con el apoyo del movimiento islamista. Hamás ha rechazado las acusaciones, aunque ha aplaudido ese tipo de actos que considera parte de la resistencia contra la ocupación de Israel.

Un portavoz militar israelí ha informado de que sólo en la pasada noche fueron detenidos más de 65 palestinos, entre ellos 51 que formaron parte del grupo de 1.027 prisioneros liberados por Israel en 2011 en virtud del acuerdo por el soldado Gilad Shalit, secuestrado por Hamás en la Franja de Gaza en 2006. "Estamos llevando a cabo dos esfuerzos de forma paralela. En primer lugar, traer de vuelta a nuestros chicos, y en segundo pasar factura a Hamás por sus acciones", ha declarado el portavoz, el teniente coronel Peter Lerner.

La desaparición de los tres estudiantes, dos menores de 16 años y un joven de 19, también ha desatado una amplia operación militar israelí en toda la Cisjordania ocupada, salteada de puestos de control y bajo estrictas restricciones de movimiento. El miércoles, las acciones y los registros casa por casa -Lenner admitió hoy que se ha entrado en más de 800 viviendas- se extendieron a otras grandes ciudades cisjordanas, como Nablús, donde muchos palestinos considera que son objeto de un "castigo colectivo". Desde el viernes, se han producido 240 arrestos.

Las autoridades palestinas han indicado que la mayoría de los detenidos están afiliados a Hamás y han acusado a Israel de renegar del acuerdo de intercambio de presos, que fue facilitado por Egipto. "Lo que Israel está haciendo no tiene nada que ver con la seguridad, sino que es una política de venganza", ha denunciado Qadura Fares, presidente del Club de Prisioneros Palestinos, organización que defiende a los palestinos bajo custodia israelí.

En tanto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha advirtió de que su Gobierno, lejos de aminorar sus represalias, las incrementarán. "Estamos en medio de una operación a gran escala que aún incluirá muchas acciones contra los terroristas que atacan, asesinan y secuestran a ciudadanos israelíes y quieren destruir el Estado de Israel", dijo. El jefe del Ejecutivo israelí reiteró que su país "lucha contra el terrorismo y Hamás seguirá pagando un alto precio por secuestrar a Eyal, Guilad y Naftalí, los tres jóvenes que trataban de regresar a casa".

Las declaraciones de Netanyahu se producen en medio del debate en el seno del Ejecutivo sobre qué medidas adoptar contra los detenidos vinculados a Hamás, muchos de ellos liberados en canjes anteriores de prisioneros. Entre las opciones, figuran que sean deportados a la Franja de Gaza, destruir sus viviendas en Cisjordania o endurecer sus condiciones en las penitenciarías israelíes.

Por otra parte, en un procedimiento acelerado, la Comisión parlamentaria de Interior ha completado los preparativos para que se proceda a someter a segunda y tercera lecturas la ley que permitiría a las autoridades israelíes la alimentación forzosa a prisioneros palestinos en huelga de hambre. Cerca de un centenar de presos secunda una protesta por los arrestos administrativos que practica Israel y algunos han superado los 55 días sin ingerir alimentos, denuncia el Gobierno palestino. Se espera que el pleno del Parlamento israelí vote el proyecto el próximo lunes, pese a la oposición de numerosos grupos que aducen que viola el derecho humanitario internacional, así como la Asociación Médica de Israel.

sobre la situación de los prisioneros, se ha pronunciado la misión de observación permanente de Palestina ante la ONU, que ha denunciado ante la organización la "crítica" situación que atraviesan detenidos palestinos en prisiones israelíes y ha advertido de las recientes campañas lanzadas por Israel en Gaza y Cisjordania. "Israel continua llevando a cabo graves violaciones del derecho internacional", que incluyen "asesinatos y heridas a civiles palestinos por el excesivo uso de la fuerza", dijo el embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansur, en una carta enviada a los principales órganos decisorios de ese organismo internacional

Masur menciona además los "masivos arrestos y detenciones e incursiones militares, la construcción y expansión de asentamientos ilegales, demoliciones de viviendas y propiedades palestinas, ejecuciones extrajudiciales e incesantes provocaciones e instigación por las fuerzas ocupantes contra el pueblo palestino y lugares sagrados". Y señala que este tipo de acciones llevadas a cabo por Israel "se han incrementado en el reciente período".