Publicado: 13.08.2014 09:38 |Actualizado: 13.08.2014 09:38

Israel y Hamás, cerca de un acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel y Gaza tienen ya sobre la mesa una propuesta de acuerdo, pero aún no ha sido aceptado por ninguna de las dos partes de manera formal. Aunque aún se desconocen todos términos a los que han llegado durante el diálogo, el gabinete para asuntos de seguridad del Gobierno israelí está dividido sobre si debe o no aceptar una tregua con Hamás, porque, según los medios locales, no contemplará el desarme de las milicias palestinas. Si las partes no llegan a un acuerdo, la zona podría caer de nuevo en una escalada de violencia a partir de la próxima medianoche, a menos que Egipto les consiga arrancar una nueva tregua de 72 horas.

Las condiciones del acuerdo en ciernes dejarían la situación más o menos como antes del inicio de la ofensiva israelí el 8 de julio. Fuentes palestinas dijeron ayer que se ha recorrido "la mitad de las demandas", y que Egipto, que también tiene frontera con Gaza, ha satisfecho una parte de las demandas sobre el bloqueo. Por su parte, Israel se niega a levantarlo mientras no se produzca el desarme, aunque lo aliviará con algunas medidas de carácter económico y humanitario, según varias fuentes de prensa.

Las condiciones del acuerdo dejarían la situación similar a antes del inicio de la ofensiva israelí

Entre ellas está la ampliación a 12 millas del límite de pesca, la autorización para que 5.000 palestinos entren en su territorio para trabajar, la autorización para pagar a unos 40.000 funcionarios del Gobierno de Hamás con donaciones de Catar y promesas acerca de que el bloqueo será levantado de forma progresiva. Otra disputa no resuelta gira en torno a la devolución de los cadáveres de dos soldados israelíes muertos el mes pasado en Gaza y en poder de la milicia de Hamás, que exige separar esa negociación de las que tratan sobre la tregua y el bloqueo. 

Una fuente gubernamental israelí citada por el diario Yediot Aharonot afirma que "el acuerdo no contempla nada bueno para Israel" y alude a que la situación quedará más o menos como estaba desde el punto de vista de seguridad. La demanda de desarmar a las milicias fue presentada por Israel como contrapartida al levantamiento progresivo del bloqueo a la Franja palestina.

Sin embargo, según dicho diario, al menos tres ministros votarán en contra del acuerdo: los de Exteriores, Avigdor Lieberman; de Seguridad Interior, Itzhak Aharonovich, y de Economía, Naftalí Bennett. Son el ala dura del Gobierno de Netanyahu, que exige el derrocamiento por la fuerza militar del régimen de Hamás si no acepta el desarme. Otros cuatro ministros, entre ellos Netanyahu y el titular de Defensa, Moshé Yaalón, se muestran a favor, por lo que será crucial el voto del octavo y último miembro del gabinete: el ministro de Medio Ambiente, Guilad Erdan. Conocido miembro del ala más conservador del Likud, Erdan titubea si seguir sus creencias políticas o acatar las "órdenes" de Netanyahu, el líder de su partido, de votar a favor del acuerdo.

Mientras se desarrollaba el diálogo este martes, barcos de guerra israelíes abrieron fuego en la tarde del martes en las costas frente a la localidad de Rafá, en una aparente violación del alto el fuego. El portavoz del sindicato de pescadores de Gaza, Nizar Ayyash, ha indicado que las fuerzas israelíes realizaron varios disparos con ametralladoras contra varios barcos de pesca palestinos, sin causar heridos, denunciando también que las fuerzas navales israelíes han impedido a los pescadores trabajar en la zona, incluso dentro de la "zona autorizada". Por su parte, una portavoz militar israelí ha explicado que una embarcación a motor palestina "ha roto el bloqueo naval", por lo que los soldados "realizaron disparos de advertencia", tras lo que la barca se acercó a la costa. 

Israel se ha resistido a levantar su asfixiante bloqueo económico sobre Gaza y sospecha que Hamás se reabastecerá con armas del extranjero si se facilita el acceso a la Franja. El vecino Egipto también ve a Hamás como una amenaza para su seguridad. Así, Israel retiró a fuerzas de terrestres de Gaza la semana pasada tras decir que el Ejército había completado su misión principal de destruir más de 30 túneles construidos por militantes para lanzar ataques transfronterizos.

El responsable palestino dijo que la delegación había acordado que la reconstrucción en Gaza debe ser realizada por el Gobierno de unidad de tecnócratas establecido en junio por Hamás y Fatah. En Gaza, muchas familias han vuelto a zonas de las que fueron forzadas a salir por el Ejército israelí, pero algunas encontraron que sus casas habían sido bombardeadas.

El personal del hospital de Gaza afirmó que 1.938 palestinos, la mayoría de ellos civiles, han muerto desde que Israel lanzó su campaña militar el 8 de julio para poner fin al lanzamiento de cohetes desde el enclave. Por su parte, Israel ha perdido a 64 soldados y a tres civiles, mientras que la alta cantidad de muertos civiles y la destrucción de miles de casas en Gaza -hogar de 1,8 millones de palestinos en un estrecho enclave- han provocado la condena internacional.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-la-onu-deberia-intervenir-en-el-conflicto-entre-israel-y-palestina