Público
Público

Israel y Palestina se comprometen a llegar a un acuerdo de paz el próximo año

Bush ha pedido a ambas partes "paciencia, flexibilidad y responsabilidad" para acabar con el conflicto en Oriente Próximo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel y la Autoridad Nacional Palestina se han comprometido a reanudar las negociaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo de paz antes de finales del 2008, según ha desvelado hoy el presidente estadounidense, George W. Bush al término de la reunión de Annapolis.

En una breve declaración conjunta leída por Bush al inicio de la Conferencia de Paz de Annapolis, se indica que ambas partes se han comprometido a no interrumpir las negociaciones hasta alcanzar un acuerdo que prevea la creación de un Estado Palestino que conviva en paz y armonía con su vecino Israel.

Además Israel y la ANP se muestran determinadas a acabar con el derramamiento de sangre, tras décadas de enfrentamientos. En el momento de la lectura del documento, Bush estaba acompañado por el presidente palestino, Mahmud Abás, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert.

En su discurso posterior, Bush aseguró que Israel y la ANP se comprometen a 'propagar una cultura de paz' y a tratar temas 'destacados' que en ocasiones anteriores han impedido que avancen las conversaciones de paz. 'Haremos todos los esfuerzos necesarios para concluir las negociaciones de paz', se indica en la nota conjunta.

Bush se mostró esperanzado por las negociaciones que comenzarán a partir de esta conferencia y pidió a las partes que muestren 'paciencia y flexibilidad' en sus posiciones, así como una gran 'responsabilidad'.

También los países árabes deben de hacer un gran esfuerzo, dijo Bush, quien pidió a estos estados que normalicen sus relaciones diplomáticas con Israel y reconozcan que 'el sitio de esta nación está en Oriente Medio'. A la Autoridad Nacional Palestina le pidió avanzar en la creación de instituciones libres y democráticas, así como frenar el extremismo y el derramamiento de sangre.

En opinión de Estados Unidos, un acuerdo de paz entre los israelíes y los palestinos será algo positivo para los dos pueblos, que podrán vivir en el futuro en paz y armonía. Bush también tuvo en su intervención palabras de apoyo hacia el pueblo libanés y dijo que la democracia en este país es fundamental para alcanzar la paz en Oriente Medio.

Israel dialoga con Siria 'por debajo de la mesa' 

Antes de la cumbre, el presidente de Israel, Simón Peres, reveló que el Gobierno de su país, que dirige el primer ministro Ehud Olmert, y el de Siria están dialogando 'por debajo de la mesa' para resolver el conflicto que les enfrenta. En declaraciones a la prensa durante una visita al desierto del Neguev (sur de Israel), Peres ha dicho que 'hay contactos, hay muchos mensajes' entre las partes 'algunos por debajo de la mesa'.

El jefe del Estado israelí habló poco antes de comenzar la reunión de Annapolis, en la que participa, por parte de Siria, el viceministro de Asuntos Exteriores, Faisal Miqdad. 'Es bueno que vayan', agregó Peres, al explicar que cualquier diálogo formal con Siria se ve afectado por las 'complicaciones' en las que está involucrada Damasco.

'La primera es el Líbano, que los países árabes no quieren ver convertida en una segunda Irán. La segunda es que Siria todavía permite a Haled Mashal estar en su territorio', matizó. Mashal es el director de la Oficina Política en el exilio del movimiento islámico Hamás, que rechaza cualquier forma de diálogo o compromiso con Israel.

Sobre la conferencia internacional en sí, que se centra en el conflicto palestino-israelí, consideró que 'definitivamente tiene mucho potencial... un buen comienzo desde el que se puede avanzar hacia algo importante'.

El objetivo de Estados Unidos con esta cita es relanzar las negociaciones de paz entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para llegar a un acuerdo de paz antes de que el presidente estadounidense, George W. Bush, termine su mandato.