Público
Público

Israel y Palestina retoman el diálogo 20 meses después

Netanyahu y Abás se reunirán en Washington, con EEUU de mediador, para tratar de avanzar en el proceso de paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, reanudarán este jueves en Washington el diálogo directo, tras un paréntesis de 20 meses, con los asuntos de seguridad y de los asentamientos como primeros obstáculos. El presidente de EE.UU, Barack Obama, será el mediador del encuentro. Obama se ha mostrado optimista con estas negociaciones, convencido de que éste es el momento idóneo porque ambos líderes 'quieren la paz'.

La reunión entre Abás y Netanyahu en el Departamento de Estado, en la que participará también la secretaria de Estado de EE.UU, Hillary Clinton, comenzará a las 16.00 horas, hora española, con una declaración formal.

A continuación, los tres políticos y sus asesores se encerrarán en una sala del Departamento de Estado durante aproximadamente tres horas, reunión en la que se espera que avancen en el proceso de paz. Al final, se prevé que hagan declaraciones a la prensa.

Obama se mostró optimista porque ambos líderes 'quieren la paz'

Tanto Abás como Netanyahu han mostrado su disposición al diálogo. El israelí aseguró anoche, antes de una cena de trabajo en la Casa Blanca, que el palestino es 'su socio para la paz', y que ha venido a Washington en busca de un 'compromiso histórico'.

También Abás considera que 'ha llegado el momento' de lograr la paz y acabar con la ocupación israelí en los territorios palestinos, que data de 1967. 'Haremos todo lo necesario para que estas negociaciones funcionen', aseguró Abás, quien pidió a Netanyahu el cese de la construcción de asentamientos judíos, la liberación de los presos palestinos, que se resuelva el asunto de Jerusalén y 'que se permita que los palestinos vivan en libertad e independencia'.

Algunos analistas comparten el optimismo 'cauteloso' que ofreció Obama tras reunirse con ellos, en tanto que otros, los más, consideran que las expectativas de este encuentro son muy bajas porque empiezan ensombrecidas por un ataque de Hamás en el que murieron cuatro israelíes, y por la cuenta atrás para el fin de la moratoria de construcción de colonias judías en Cisjordania.

Tanto israelíes como palestinos han condenado el atentado y esperan que no entorpezca las negociaciones. Pero, según aseguró Netanyahu en la reunión bilateral que mantuvo con Obama el miércoles, la seguridad es la principal preocupación de la delegación israelí.

'Haremos todo lo necesario para que estas negociaciones funcionen', dice Abás

Una fuente diplomática israelí afirmó que Israel acudirá al encuentro trilateral con puntos 'muy concretos, no ideas abstractas', para evitar que se produzcan atentados como el del martes.

Esta fuente agregó que Netanyahu está 'dispuesto a tomar medidas muy complicadas políticamente y asumir riesgos, pero espera que los palestinos en paralelo tomen las medidas necesarias por su parte'.

Abás reiteró su 'compromiso pleno' con un verdadero proceso de paz, pero consideró que el asunto de los asentamientos judíos es clave para destrabar las negociaciones.

'El asunto de los asentamientos es clave para el éxito de las negociaciones. Todo depende de la seriedad de los israelíes y las próximas cuatro semanas van a ser definitorias', dijo a Efe Nabil Abu Rudeineh, asesor del presidente de la ANP, que estuvo presente en la reunión entre Obama y Abás en la Casa Blanca.

'Ahora todo dependerá de si los israelíes aprovechan esta oportunidad para hacer verdaderos esfuerzos para la paz', enfatizó Rudeineh, quien señaló que 'las próximas cuatro semanas serán decisivas, delicadas, definitorias para el futuro de la región'.

Para Netanyahu, el asunto de los asentamientos tiene que ser tratado dentro del abanico de asuntos que deben resolver palestinos e israelíes y en el marco de una discusión sobre el tema de la frontera en su conjunto, no como un tema separado.