Publicado: 13.08.2014 22:31 |Actualizado: 13.08.2014 22:31

Israelíes y palestinos acuerdan una nueva tregua minutos antes de expirar la vigente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las delegaciones israelí y palestina han acordado una nueva tregua en Gaza de cinco días, a instancias de Egipto, para seguir negociando un acuerdo para un alto el fuego permanente. Se han conseguido resolver varios puntos más en las negociaciones indirectas en curso con Israel, mientras que algunos de los asuntos en litigio necesitarán de más tiempo para que se acerquen las posturas.

Un periodista italiano, su traductor, tres palestinos artificieros y otra persona murieron por la explosión de municiones no detonadas en el norte del enclave mientras se trataban de desactivarlas. Simone Camilli, de 35 años, un periodista que trabajaba para Associated Press, fue el primer periodista internacional muerto en este conflicto. Los palestinos dicen que más de 10 trabajadores locales de medios perdieron la vida en los enfrentamientos.

El anuncio de esta nuevo alto el fuego coincide con los ataques con cohetes que ha denunciado Israel -aunque Hamás niegue haber disparado-, a los que el Gobierno de Netanyahu ha respondido con un ataque aéreo; hostilidades que han hecho peligrar la nueva tregua.

La clave de la propuesta de acuerdo que presentó Egipto es que será la Autoridad Nacional Palestina y Mahmud Abbas su interlocutor a la hora de hablar y tratar con los palestinos, no reconociendo ninguna legitimidad a Hamás, que seguirá siendo para el Gobierno hebreo un grupo terrorista al que combatir por la fuerza.

El líder de Hamás, Ismail Haniyeh, dijo al canal de televisión Al Aqsa que el grupo insistirá en que se "levante el bloqueo de Gaza" y se reduzcan las restricciones al movimiento sobre el territorio de 1,8 millones de habitantes, como prerrequisito para alcanzar una "calma permanente". Miembros de la delegación palestina dijeron que volverían a la capital egipcia el sábado para seguir con las negociaciones el domingo. 

Fuentes egipcias y palestinas dijeron que Israel había acordado tentativamente permitir el ingreso de algunos suministros a la franja de Gaza y relajar el control del movimiento de personas y bienes a través de la frontera, sujeto a ciertas condiciones. La demanda palestina de un puerto para Gaza y la reconstrucción de un aeropuerto destruido en conflictos anteriores con Israel también es un punto de fricción, ya que Israel dice que hay razones de seguridad para oponerse.

Las partes han acordado retrasar un mes cualquier negociación sobre un acuerdo sobre los puertos, dijo un responsable palestino. Como parte de la propuesta egipcia, se espera que Israel expanda los límites que impone a los pescadores de Gaza a 10 km desde el habitual de unos 5. Además el plan pide reducir la zona de no entrada de los palestinos en la parte de Gaza de 300 metros a 100 metros, de modo que los agricultores locales puedan recuperar sus cosechas perdidas.

Mientras, el Ejército acusó a milicias palestinas de violar el alto el fuego con el lanzamiento de cohetes desde la Franja. Las fuerzas armadas hebreas aseguraron que dos cohetes disparados desde Gaza habían caído en el Consejo Regional de Eshkol, mientras que otro fue interceptado sobre el área de Netivot, donde al menos cayeron otros dos. Otro impactó en la zona de Sdot Negev, sumándose a dos proyectiles lanzados con anterioridad contra Ashkelon, en las proximidades de la Franja. En total, notificó el Ejército, ocho cohetes han sido disparados en las últimas horas.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó a sus tropas abrir fuego sobre Gaza en respuesta al disparo de cohetes. Por el momento ningún grupo armado palestino ha reclamado la autoría y antes de la medianoche Sami Abu Zuhri, portavoz del brazo armado de Hamás, las "Brigadas de Azzedím Al Kassam", desmintió en una nota de prensa que el grupo fuera responsable de los lanzamientos. El portavoz del Ministerio de Sanidad palestino, Ashraf Al Qedra, ha informado de que hasta ahora no se han producido muertos ni heridos en los últimos bombardeos sobre Gaza.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha asegurado este miércoles que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU "da legitimidad a organizaciones terroristas" y criticó que se creara una comisión sobre la operación en Gaza en lugar de investigar a Siria o Iraq. "El Consejo de Derechos Humanos de la ONU da legitimidad a organizaciones terroristas asesinas como Hamás e ISIS", espetó hoy el premier de acuerdo a un comunicado difundido por su oficina. "En lugar de investigar los ataques de Hamás sobre civiles israelíes y el uso de los residentes de Gaza como escudos humanos, en lugar de investigar las masacres que Assad comete contra el pueblo sirio o de ISIS contra los kurdos, la ONU decidió venir y comprobar a Israel", lamentó Netanyahu. "Israel -la única democracia en Oriente Medio-", abundó el mandatario en la nota, "una democracia que actúa legítimamente para defender a sus ciudadanos contra el terrorismo asesino".