Público
Público

Italia El presidente Mattarella propone un "Gobierno neutral" en Italia hasta diciembre debido a la falta de acuerdo político

Después de la tercera ronda de consultas con los partidos y coaliciones que concurrieron a las elecciones del 4 de marzo, sigue sin producirse un acuerdo para formar un Ejecutivo. Si las fuerzas políticas no apoyan esa propuesta de un "Gobierno de servicio", Italia se vería abocada a unas nuevas elecciones en verano.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

El presidente italiano Sergio Mattarella saluda al líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, durante la tercera ronda de contactos para intentar formar un Gobierno en Italia. /REUTERS

El presidente italiano, Sergio Mattarella, propuso este lunes a los partidos apoyar un "Gobierno neutral" hasta diciembre dada la falta de acuerdo para formarlo ahora o, como alternativa menos recomendada, elecciones durante el verano.

El jefe del Estado compareció ante los medios en el palacio romano del Quirinale, sede de la presidencia, después de la tercera ronda de consultas con los partidos y coaliciones que concurrieron a las elecciones del 4 de marzo, en las que nadie obtuvo mayoría.

Mattarella destacó que en el actual Parlamento, dividido en tres fuerzas predominantes, "hace falta el acuerdo de dos de ellas", que finalmente no se ha producido durante las tres reuniones que ha mantenido con sus respectivos líderes.

No obstante, refirió que "es obligatorio dar vida a un nuevo Gobierno, no se puede esperar más", un Ejecutivo "en plenas funciones que pueda administrar nuestro país sin límites de un Gobierno dimisionario", el presidido actualmente por Paolo Gentiloni.

Pese a la falta de acuerdo, Mattarella pidió a los distintos partidos políticos que permitan en el Parlamento, a través de la moción de confianza, "un Gobierno neutral, de servicio", vigente hasta diciembre.

Un "Gobierno de servicio" para evitar elecciones

Mientras, los partidos, que han pedido tiempo a Mattarella durante las consultas, deberán "profundizar el debate entre ellos para madurar un acuerdo que sume una mayoría", y este tiempo con un Gobierno neutral en funciones "podría ser útil" para ello, dijo. El Gobierno no será partidista y, para ello, el presidente Mattarella pedirá a su futuro presidente y ministros que no se presenten a las próximas elecciones.

La "hipótesis alternativa" a este Gobierno neutral sería convocar elecciones inmediatamente, en julio o en otoño, pero Mattarella lo desaconsejó pues el verano dificulta las elecciones y además puede que después no dé tiempo a elaborar los presupuestos para 2019.

La opción preferida del jefe del Estado italiano sería por lo tanto la formación de ese "Gobierno neutral" que representaría al país en el Consejo Europeo de junio, donde se abordarán temas "importantes" como el presupuesto de la Unión Europea. "Que elijan los partidos con su libertad de comportamiento en su sede, el Parlamento, entre estas alternativas", zanjó.

Sin embargo, la posibilidad de celebrar unas nuevas elecciones parece ser la más factible, dado que los líderes de los partidos con opciones de formar Gobierno mantienen posiciones muy alejadas.

El líder de la Liga, de extrema derecha, Matteo Salvini, ha vuelto a pedir a Mattarella que le encargue intentar formar un gobierno como líder de una alianza de centroderecha que ganó la mayoría de los escaños en los comicios. Sin embargo, la centroderecha está a unos 50 escaños de la mayoría.

Por eso, Mattarella ha propuesto la idea de formar un gobierno neutral aceptable para la mayoría de partidos. Pero no estaba muy claro si un gobierno así podría ganar una el voto de confianza necesario para despegar. Tanto la Liga como el Movimiento 5 Estrellas (M5S), el partido más votado, se han mostrado hostiles a la idea.

Probables elecciones en julio

En medio de lo que parece una serie de vetos estrictos, la posibilidad de celebrar unas nuevas elecciones a principios de julio se antoja cada vez más probable. De no alcanzar un acuerdo, el Movimiento 5 Estrellas y la Liga han propuesto el lunes el 8 de julio como fecha para la celebración de nuevos comicios.

El líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, dijo después de reunirse con Mattarella que había reiterado su oferta de formar un gobierno con la Liga en el que los dos partidos decidirían de mutuo acuerdo un primer ministro.

Sin embargo, se ancló en su negativa de entrar en un acuerdo de coalición con el principal aliado de la Liga, el partido Forza Italia liderado por el exprimer ministro Silvio Berlusconi, al que M5S considera un símbolo de corrupción política.