Público
Público

Italia exige ayuda para las personas que huyen de Libia por mar

Exteriores ha solicitado una investigación a la OTAN tras rescatar ayer un barco que llevaba a la deriva desde el sábado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, ha solicitado esta mañana a través de su representante permanente en la OTAN, Riccardo Sessa, una investigación que aclare por qué un barco de la Alianza no aceptó ayudar a una embarcación con cerca de 300 inmigrantes a bordo que habían partido de Libia y llevaba a la deriva desde el sábado.

Según el testimonio de algunas de las personas trasladadas ayer por la tarde a la isla de Lampedusa en un helicóptero de la Guardia Costera italiana, cerca de un centenar de los pasajeros murieron de inanición y sed.

Según ha informado el propio Ministerio, Italia solicitará, además, una revisión de las resoluciones 1970 y 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la intervención militar en Libia, para que se incluya la obligación de ayudar a los inmigrantes que huyen de la guerra por mar y tratan de alcanzar las costas italianas.

Ayer, las autoridades italianas denunciaron que una fragata de la OTAN se negó a atender dicha embarcación encontrándose a apenas 24 millas de distancia. Como consecuencia de esa negativa, tuvieron que ser las patrulleras guardacostas italianas las que acudieran a rescatar a los inmigrantes a 90 millas de Lampedusa. 

Cuatro de esas personas tuvieron que ser trasladadas inmediatamente a la isla en helicóptero por su estado de gravedad. A la llegada al ambulatorio de la isla, relataron que al menos un centenar de personas, la mayoría mujeres, murieron de sed y hambre durante la travesía, y que sus cuerpos fueron abandonados en el mar.

Un informe de Acnur en mayo aseguraba que uno de cada seis inmigrantes nunca llega a tierra firme El ministro de Interior, Roberto Maroni, reaccionó de manera inmediata ante las noticias que indicaban que la OTAN se negó a ayudar al barco y solicitó a Frattini que pidiera explicaciones.

Desde principios de año han llegado a Italia un total de 51.881 personas por mar. Casi la mitad, 23.980 proceden de Libia (en 2010 sólo llegaron 299 personas) y el resto son tunecinos que huyeron tras las revueltas. Como indicaba la representante de el Alto Comisionado de Naciones Unidas para el Refugiado (Acnur), Laura Boldrini, al diario Il Corriere della Sera, desde marzo habrían desaparecido en el mar 1.500 personas provenientes de Libia. 

Acnur, en mayo, aseguraba en un informe que uno de cada seis inmigrantes que se lanza al mar intentando llegar a las costas italianas a través del estrecho de Sicilia nunca llega a tierra firme. Boldrini también exigió que los barcos de la OTAN proporcionen ayuda y alimentos a estas personas cuando localicen los barcones en el Mediterráneo.

El pasado lunes, la Guardia Costera italiana descubrió los cadáveres de 25 personas en la bodega de un barco que había sido rescatado. Según comunicó la Fiscalía de Agrigento (Sicilia) esta mañana, seis personas han sido detenidas como los supuestos responsables de llevar la embarcación hasta Italia.

Se les acusa de favorecer la inmigración ilegal y de homicidio. El relato de los pasajeros del barco cuando llegaron al puerto de Lampedusa apuntaba a que estos hombres no dejaron salir a los 25 fallecidos a la cubierta del barco y que les propinaron palizas para mantenerlos en la bodega.