Público
Público

Italia le niega la protección al ex mafioso que acusó a Berlusconi

Gaspare Spatuzza asegura que un 'capo' consideraba al primer ministro italiano como el "referente político" de la Cosa Nostra en los años 90

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Algunos políticos y magistrados criticaron hoy la decisión del Ministerio del Interior italiano de no incluir en el programa de protección de testigos al ex mafioso Gaspare Spatuzza, quien acusó durante un proceso al primer ministro, Silvio Berlusconi, de ser el 'referente' de la mafia siciliana.

También dijo que Il Cavaliere estaba detrás de los atentados de la mafia siciliana en 1993, cuyo objetivo era desestabilizar el país y favorecer el ingreso en la arena política de Forza Italia, el partido formado por el propio Berlusconi.

El Ministerio del Interior justificó su decisión al afirmar que Spatuzza comenzó a realizar declaraciones importantes tras superar el límite de los 180 días que concede la ley para que una persona que expresa su deseo de colaborar con la Justicia comience a testificar. Los senadores del opositor Partido Demócrata (PD) que forman parte de la comisión parlamentaria antimafia consideraron en una nota 'un hecho gravísimo' y 'sin fundamento técnico y legislativo' la decisión de Interior de excluir a Spatuzza del programa de protección. 'Se trata de un chantaje por las declaraciones realizadas en el proceso contra Dell'Utri', acusaron los senadores del PD.

Spatuzza explicó durante el proceso de apelación por el delito de asociación mafiosa contra uno de los principales colaboradores de Berlusconi, Marcello Dell'Utri, que el capo Giuseppe Graviano, durante una reunión, se refirió al primer ministro como el 'referente político' de la Cosa Nostra en los años 90. El mafioso, de 45 años, fue arrestado en 1997 y condenado a cadena perpetua por participar en 40 homicidios, y en 2008 comenzó a colaborar con los magistrados.

El fiscal antimafia de Caltanissetta (Sicilia), Sergio Lari, mostró su sorpresa por la decisión de Interior y expresó su temor ante la posibilidad de que Spatuzza 'se eche atrás' y no vuelva a colaborar con la Justicia. Para Lari, las declaraciones del ex mafioso 'están permitiendo escribir una de las páginas más inquietantes de la historia de Italia y me refiero al atentado de la calle D'Amelio', en el que murió el juez Paolo Borsellino.

En sus declaraciones, Spatuzza contó como robó el coche y preparó el explosivo que sirvió para atentar contra el juez antimafia. 'La falta de protección a Spatuzza es una venganza política', afirmó el portavoz en la Cámara de los Diputados del opositor Italia de los Valores (IdV), Massimo Donadi.