Público
Público

Los italianos responden en masa al referéndum

La participación se sitúa en más del 40%. Berlusconi no vota y se va a pasar el día a su mansión de Cerdeña  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más del 40% de los 50 millones de italianos que están llamados a expresarse en referéndum sobre la energía nuclear, la privatización del agua y la inmunidad judicial del primer ministro, Silvio Berlusconi, depositaron sus voto durante todo el día. La cifra puede no parecer muy significativa teniendo en cuenta los temas tan importantes que están en juego, pero es una de las más altas para el primer día de votación desde que se llevara a cabo la primera consulta popular sobre el divorcio en 1979.

Casi nadie duda ya de que esta tarde se rebasará la cifra mágica del 50% más uno, requisito indispensable para que la votación se pueda dar por válida. Y los primeros datos que publicó el Ministerio de Interior ya indicaban que así sería: a mediodía había depositado sus papeletas el 11,6%. La historia dice que cuando a las 12 horas el dato de participación tiene dos cifras, siempre se alcanza el quórum.

El Gobierno ha promovido el abstencionismo porque las cuatro preguntas de la consulta están enfocadas a frenar puntos clave de su política, sobre todo en lo que se refiere al nuclear y a la Justicia.

Berlusconi ya avisó que no pensaba votar y se fue a pasar el día a su mansión de Cerdeña. Para Il Cavaliere esta es otra prueba de fuego tras la derrota en las recientes elecciones municipales. El que sí votó fue el presidente Giorgio Napolitano, que apeló al sentido de la 'responsabilidad' de los ciudadanos.

Las urnas cierran a las tres de la tarde del lunes. Interior dará a conocer además el dato de participación de los italianos en el extranjero, pero hasta el jueves no se sabrá si se contabilizan sus votos porque las papeletas que usaron no se corresponden con las empleadas en Italia. El Tribunal Supremo ordenó modificar todas para adaptarlas a una nueva legislación aprobada in extremis por el Gobierno con el único fin de paralizar la consulta.