Publicado: 17.04.2015 13:45 |Actualizado: 17.04.2015 13:45

IU carga contra Ciudadanos, PP y PSOE por “ocultar” el tratado con EEUU

“Está oculto para que los ciudadanos no se posicionen en contra”, denuncia la eurodiputada Marina Albiol. Acusa a Bruselas de negociar el acuerdo “con total opacidad y sin responder a los intereses generales”

Publicidad
Media: 5
Votos: 8
Comentarios:
Marina Albiol, pportavoz de La Izquierda Plural en el Parlamento Europeo. / EFE

Marina Albiol, pportavoz de La Izquierda Plural en el Parlamento Europeo. / EFE

VALENCIA.- Izquierda Unida sube el tono en su campaña contra el tratado de libre comercio que Washington y Bruselas negocian en la sombra. En una rueda de prensa celebrada en Valencia este viernes, la eurodiputada Marina Albiol ha acusado a las fuerzas que impulsan el tratado en la Eurocámara de “mantenerlo oculto”. Y, al cargar contra socialdemócratas, liberales y conservadores, Albiol ha disparado también contra los partidos españoles que forman parte de estas familias parlamentarias, que pueden hacer “enmiendas pequeñas”, pero “no cuestionan la esencia del tratado”.

“Está oculto en la campaña electoral por el consenso de PP, PSOE, CIU, UPyD o Ciudadanos. Está oculto para que la gente no se posicione en contra”, critica. Junto a Albiol, otros tres eurodiputados de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL) y dos compañeros de IU han comparecido este viernes en rueda de prensa para alertar sobre los peligros del acuerdo e intentar meterlo en la campaña electoral.



Este jueves, Izquierda Unida situó la paralización del TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) en el primer puesto en la lista de objetivos de la Izquierda Unitaria Europea, para después llamar a la participación masiva en las protestas que este sábado tendrán lugar en más de 30 países a ambos lados del Atlántico para expresar el creciente rechazo al TTIP. “Se está negociando con total opacidad y sin atender a los intereses generales”, critica Albiol.

La eurodiputada advierte de que el acuerdo que la Comisión Europea se empeña en vender en base a las cifras de crecimiento que recogen sus estudios —despreciando los números menos optimistas— resta soberanía a los estados y tiene como objetivo “eliminar las normativas y la regulación que suponga un obstáculo para el comercio” —como recoge el mandato de la Comisión a los negociadores—. “Quieren dejarlo todo atado y bien atado para que si gobierna la izquierda no pueda hacer políticas de mayorías”, acusa.

Marina Albiol (IU): “Quieren dejarlo todo atado y bien atado para que si gobierna la izquierda no pueda hacer políticas de mayorías”

“¿Realmente necesitamos elecciones?”, cuestiona Stelios Kouloglou, eurodiputado de Syriza. Si un país ni siquiera puede cambiar con las elecciones, ¿por qué necesitamos los comicios?”, ironiza, en referencia al enfrentamiento del BCE, Alemania y los gobiernos de los 28 con Grecia.

Abolamos las elecciones, cuestan dinero”, afirma. “Si vivimos en un mundo en el que gobiernan el dinero y los mercados, no hagamos elecciones. ¿Para qué fingir? ¿Para qué ir a votar cada cuatro años si estos votos no son respetados por los maestros del juego?”, zanja.

El acuerdo cuenta con el beneplácito de las multinacionales y afecta a muchas áreas: la protección medioambiental, los derechos de los trabajadores, el empleo de productos químicos... “Es mucho más que un acuerdo de libre comercio, y afectará a la vida diaria de los ciudadanos”, asegura Helmut Scholz, eurodiputado de la formación alemana Die Linke. “Todas las cuestiones de la vida diaria se verán afectadas. También la normativa del futuro se verá afectada”, alerta el coordinador del GUE en la Comisión Internacional de Comercio del Europarlamento.

Pablo Jiménez, miembro del área de Medio Ambiente de IU es claro: el acuerdo quiere “regular a la baja”, “quedarse con legislaciones más reducidas” y podría abrir la puerta al empleo de la técnica del fracking, que en la UE no está regulada, y que depende de cada uno de los 28. “El TTIP pretende institucionalizar esta cuestión, institucionalizar políticas que de facto ya pretenden aplicar en Europa los gobiernos neoliberales”, apunta.

Stelios Kouloglou (Syriza): “Si vivimos en un mundo en el que gobiernan el dinero y los mercados, no hagamos elecciones"

La cláusula de protección de inversiones (ISDS), que permitirá a las multinacionales demandar a los estados por cifras millonarias y ante paneles arbitrales privados, o el Consejo de Cooperación Reguladora, que sentará en la misma mesa a las empresas y a los estados para establecer y revisar normativas son dos de los puntos del TTIP más criticados por el GUE. Miguel Viegas, eurodiputado del Partido Comunista Portugués, resume su posición con una frase: “En este tratado se oponen dos modelos de sociedad: el modelo de la EU, el de las grandes empresas, y el modelo alternativo que defendemos, basado en la solidaridad de los estados”, razona.

Por todo ello llaman a participar en las movilizaciones de este sábado, “para decir que los ciudadanos tienen derecho a exigir que lo primero sean sus derechos”. Después de la rueda de prensa, y de casi hora y media de debate con los asistentes al acto, celebrado en la Facultad de Economía de la Universitat de Valencia, los representantes del GUE darán los últimos retoques al programa para este sábado.

Será la segunda jornada mundial de protestas contra el TTIP en poco más de seis meses, prueba de que la oposición al acuerdo crece, en especial en países como Alemania, Austria, Francia o Reino Unido, pero también en España.

Blanco: “La detención de Rato es el retrato de una época”

El candidato de EUPV a presidir la Generalitat valenciana, Ignacio Blanco, también ha advertido de los peligros del acuerdo y ha llamado a participar en las movilizaciones para pararlo.

Cuestionado por su valoración sobre la detención este jueves del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato tras el registro de su domicilio, Blanco ha asegurado que supone “el retrato de una época”. “El señor Rato siendo introducido en un coche de Policía porque es un presunto delincuente con aquello que era su responsabilidad mientras gobernaba tiene que ver con su labor y el partido tiene que dar explicaciones”, zanja.