Público
Público

La izquierda europea propone a Tsipras como candidato para dirigir la Comisión Europea

El Partido de la Izquierda Europea decide en Madrid poner en marcha los mecanismos necesarios para promocionar al líder de Syriza y censurar y dejar en evidencia los mecanismos de las instituciones europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alexis Tsipras, el líder de Syriza, será el candidato de la izquierda europea para presidir la Comisión Europea. Así lo han decidido este viernes los líderes del Partido de la Izquierda Europea (PIE), reunidos en la sede de Izquierda Unida en Madrid. El presidente del PIE, Pierre Laurent, pondrá en marcha a partir de hoy los mecanismos necesarios para formalizar su candidatura, que quedará sellada de manera definitiva en el Congreso que se celebrará en la capital española el próximo mes de diciembre.

'Queremos que esta propuesta trascienda al PIE, por eso Pierre Laurent comenzará una ronda de conversaciones con otras fuerzas de izquierda que no están integradas en el PIE. A partir de ahí se pondrá en marcha una campaña, dejando claro que estamos en contra de que el Consejo Europeo sea el que proponga al Parlamento su candidato para presidir la Comisión. Lo que creemos es que tienen que ser los ciudadanos los que elijan directamente a la persona que ellos crean conveniente', ha confirmado a Público el eurodiputado de IU Willy Meyer en conversación telefónica.

Meyer cree que Tsipras es el mejor símbolo en estos momentos de la lucha contra la Troika y las políticas de austeridad y con él como candidato, 'la campaña que hagamos tiene que estar dirigida a cuestionar el funcionamiento de las instituciones europeas y enfocada a la regeneración de la Unión Europea que estamos defendiendo'. 

No deja de ser una quimera que la candidatura prospere, porque para que Tsipras llegue a presidir la Comisión, la izquierda europea tendría que arrasar en las elecciones europeas que se celebrarán a finales de mayo de 2014. Pero sí parece toda una declaración de intenciones.

La promoción de Tsipras era un secreto a voces desde esta mañana, cuando Laurent, en una rueda de prensa junto a Cayo Lara, Joan Josep Nuet y José Luis Centella, utilizó su nombre como uno de los posibles candidatos en el caso de que el PIE decidiera presentar a alguien para sustituir a Jose Manuel Durao Barroso. 

Al ser preguntado por la candidatura del actual presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, que ya promueven los socialistas, Laurent no negó que la izquierda pudiera presentar a su propio candidato ya que eso serviría para 'llevar la voz de la izquierda al centro del debate' en Bruselas, aunque aclaró que primero se debían 'trazar los objetivos y después los nombres'.

'El nombre de Tsipras', reconoció el también secretario del Partido Comunista francés, había salido ya a relucir 'en Bruselas' y 'formará parte de la lista de candidatos'. Lo cierto es que no parece que haya habido mucho que discutir puesto que pocas horas después llegaba la confirmación. De hecho, por cómo ha transcurrido la tarde, es posible que la decisión estuviera más que tomada, a la espera de una discusión oficial entre los líderes de los partidos que componen el PIE.

Justo cuando Laurent terminaba de hablar de Tsipras, el político griego, recién aterrizado de Atenas, hizo acto de presencia en la sala de prensa. Maite Mola, vicepresidenta del PIE, le saludó y animó a los periodistas a hacerle alguna pregunta. Pero cuando este diario se dirigió al líder de Syriza para saber si estaría dispuesto a ser candidato a la presidencia de la Comisión Europea en representación de la izquierda, Mola decidió que la cuestión no era pertinente y que Tsipras no debía responder. Él, a través de su intérprete, dijo amablemente a los periodistas que prefería responder una vez terminara la reunión. 

Queda patente que la izquierda europea está tratando de dar un golpe de efecto y Tsipras encarna mejor que nadie el discurso que se quiere transmitir, teniendo en cuenta que, como dijo Laurent durante su comparecencia ante los medios, el objetivo debe ser mostrar a los ciudadanos que hay un proyecto opuesto al de la austeridad. 'Las elecciones europeas deben ser la hora para que la izquierda europea alternativa sea capaz de unir a todas las fuerzas que estén en contra de las políticas de austeridad [...] Debemos ser alternativa a las políticas de austeridad de los dirigentes europeos y a las políticas populistas y nacionalistas', dijo.

Nadie como el griego conoce los efectos de las imposiciones de la Troika y, como dijo Lara en la rueda de prensa de esta mañana, otro de los objetivos de los países del sur de cara a las elecciones debe ser 'trabajar conjuntamente para preparar acciones comunes contra los intereses de los usureros, como por ejemplo, la auditoría de la deuda'. La misma opinión mostró Centella, quien abogó porque los comicios se conviertan 'en un referéndum para que la gente decida si es prioritario pagar la deuda o rescatar a las personas'. 

No es muy frecuente escuchar a Lara hablar de este tema y queda patente que el coordinador federal de IU está empezando a calentar motores de cara a la campaña europea. 'Izquierda Unida está trabajando en conformar un bloque político y social de cara a esas elecciones y en Europa, en el ámbito del PIE y del GUE [el Grupo de la izquierda en el Parlamento], queremos seguir aunando fuerzas para avanzar en programas comunes que sean entendibles en todas las regiones [...]', dijo tras incidir en una idea que ya lanzara Tsipras cuando estuvo en Madrid a finales de mayo, es decir, que las decisiones de las instituciones europeas y de la Troika afectan a todos los países por igual y que todos, en especial los estados del sur de Europa que más sufren la austeridad, deben responder. Dicha unión incluiría, según dijo Lara, 'a las fuerzas de la izquierda alternativa y anticapitalista' con el objetivo de 'ejercer una mayor influencia en el Parlamento Europeo'. 

'Debemos elaborar un nuevo proyecto europeo [...] En el PIE queremos levantar bien alta la bandera del europeísmo, Europa vale la pena, pero otra Europa', reclamó Nuet, muy en la línea con las directrices que IU se marcó en su Conferencia sobre Europa el pasado mes de junio. El líder de Esquerra Unida i Alternativa, señaló los tres puntos clave que debe tener ese proyecto: que tenga un enfoque social y ecológico, que recupere la democracia y las decisiones no se tomen a espaladas de los ciudadanos y que sea una Europa de los pueblos con derecho a decidir.

Combatir el fascismo

Laurent, Lara y Nuet hicieron referencia al auge de la extrema derecha en Europa, pero fue Centella el que más tiempo dedicó a denunciar 'la tolerancia que la derecha española tiene con el fascismo'. 'Cuando se devalúa la democracia, se criminaliza a los movimientos sociales, se deja de lado la memoria histórica, se pone la alfombra por la que paseará el fascismo', dijo.

Para el secretario general del PCE, si bien en otras partes de Europa la presencia de la extrema derecha es muy preocupante, en España lo que debe preocupar, más allá que un hipotético buen resultado electoral, es el 'fascismo ideológico'. Frente a eso, prosiguió, 'hay que poner en valor los derechos humanos. Lampedusa es un ejemplo, pero hay muchas Lampedusas en nuestros barrios'. 'Me preocupa el fascismo ideológico, que criminaliza la solidaridad y los derechos de todos [...] el fascismo electoral viene precedido del ideológico', recalcó.